Wanda sentencia

El Wanda Metropolitano, en entredicho

El TSJM declara nulo el proyecto urbanístico y el Ayuntamiento recurrirá la sentencia

Los vecinos que viven en los alrededores del Wanda Metropolitano (San Blas-Canillejas) sospechaban que la construcción de un estadio que albergara a un equipo como el Atlético de Madrid cerca de sus viviendas iba a ocasionar más inconvenientes que beneficios. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid confirma que esos recelos estaban justificados. Anula el planeamiento urbanístico del Wanda porque se no se actuó de acuerdo a la Ley.

Para dictar sentencia el TSJM se basa en 6 puntos:

  • Desviación de poder
  • Cambio de la clasificación de los terrenos de públicos a privados sin justificación
  • Fraude de Ley
  • El Ordenamiento es contrario a la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid
  • No existe informe de impacto de género
  • Falta de justificación en el cumplimiento de normas de la Ley del Ruido

Pablo Morena, presidente de la Asociación de Vecinos Las Musas-Las Rosas, cree que “las cosas se han hecho mal desde un principio y con mucha precipitación. Se han ido aprobando actuaciones que no contaban con todos los estudios ni requisitos necesarios”.

wanda posible clausura

La sentencia del TSJM

Según Morena, desde el año 2009 los vecinos están luchando para que se les escuche y, al menos, se tenga en cuenta alguna de sus propuestas. Cuando se empezó a construir el estadio tuvieron las primeras reuniones con los arquitectos municipales en la calle Paraguay, que siempre cayeron en saco roto.

Temían que el Estadio Olímpico, tal y como estaba planeado, no sería bueno para los vecinos del barrio. Pablo comenta que “si Madrid hubiese sido sede olímpica en 2016 las obras habrían tomado otro camino y que, al menos, el problema de las conexiones con la M-40 dirección Sur no existiría, ya que las obras se habrían ejecutado”.

Al final, la llegada del Atlético al Wanda Metropolitano ha sido un caos. Algunas legislaturas atrás el Ayuntamiento firmó un contrato por el cual si el equipo rojiblanco no jugaba en abril de 2017 en el Wanda, debería pagar al club 200 millones de euros por incumplimiento de contrato. Esta desorbitada suma de dinero aceleró las licencias y concesiones. El ruido, los problemas de tráfico y de seguridad se han adueñado del barrio.

Pero el TSJM ha dado a los vecinos su primer respaldo y ha apoyado el recurso contencioso-administrativo que interpuso la asociación Señales de Humoporque en su opinión el planteamiento urbanístico del estadio Wanda Metropolitano no se ajustaba a derecho. La sentencia anula ese proyecto y, además, condena en costas a las administraciones demandadas y al club.

La postura del Ayuntamiento

Puestos al habla con responsables del consistorio madrileño, responden a El Mirador de Madrid que todavía no se conoce el alcance definitivo de la sentencia, puesto que las partes implicadas disponen de 30 días para presentar alegaciones.

Desde el Gabinete de Prensa aseguran que se está analizando la resolución y recuerdan que no es una sentencia firme, que admite Recurso de Casación y que este se va a presentar. Responsables del Área de Urbanismo resaltan la realidad física actual: el Atlético de Madrid está allí desde hace un año, jugando sus partidos en el Wanda. Desde el Ayuntamiento se va a trabajar para que esto siga así y con idea de consolidar esta situación, en lugar de revertirla.

Las acciones de la Asociación

Ante esta perspectiva la asociación de vecinos asegura que no se va a quedar con los brazos cruzados. Continúan demandando soluciones que minimicen el impacto del equipo rojiblanco en la Peineta, sobre todo de movilidad y ruido.

Entre sus propuestas, la principal es la ampliación de la línea 2 del Metro para conectarlo con la línea 7 en Estadio Metropolitano y con la 5 en Canillejas, facilitando así el acceso de los seguidores al recinto deportivo. Por otra parte, demandan los viales de salida hacia el sur de la M-40, que fueron suprimidos al construir la Radial 3, y que descongestionarían el tráfico de la zona en los días de partido.

Finalmente, reclaman la construcción de aparcamientos subterráneos en el Estadio (los de superfície ya se usan como disuasorios) y la colocación de mamparas contra el ruido para facilitar el descanso vecinal.

Mientras los vecinos siguen a la expectativa de lo que ocurra en las próximas semanas y prevén la recogida de firmas durante las fiestas de Canillejas y Las Rosas en septiembre, los jardines que adornarán el Wanda van tomando forma y se prevé la apertura del acceso a la Avenida de Luis Aragonés desde la M-40 para principios de septiembre.

Sin embargo, los vecinos no lo ven suficiente, “llega tarde y mal”, dicen. Para hacer más efectivas sus protestas no descartan convocar una nueva manifestación para octubre o noviembre.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.