monumento plaza de españa

El monumento a Cervantes, en la plaza de España, nuevo Bien de Interés Patrimonial

Icónico por su ubicación, su significado, su escala y por los profesionales que lo llevaron a cabo

El monumento situado en la plaza de España en memoria de Cervantes ha sido declarado Bien de Interés Patrimonial (BIP) por la Comunidad de Madrid, gracias a su significación, su escala, su emplazamiento y el equipo de arquitectos y escultores que lo ejecutaron. A juicio del Gobierno regional, la escultura es una de las imágenes más características de la ciudad, especialmente a partir de los años cincuenta del siglo XX, con la construcción del Edificio España y la Torre de Madrid.

plaza de españa vistas_opt

Plaza de España


La declaración como BIP -y también como BIC, Bien de Interés Cultural (BIC)- supone que cualquier acción que se quiera llevar a cabo sobre el monumento necesita la autorización previa de la Dirección General de Patrimonio Cultural. Además debe ajustarse a lo dispuesto en el texto de la declaración que, entre otros aspectos, regula los criterios básicos que deben respetar las intervenciones.

Inconvenientes sufridos hasta su inauguración

La creación de un monumento en nombre de Cervantes empezó a gestarse en 1905. Sin embargo, no fue hasta 1915 cuando se decidió dónde colocarlo: en la nueva plaza de España, que también estaba entonces en proceso de urbanización. Se convocó un concurso público entre artistas españoles para la realización de un gran monumento por el IV centenario de la muerte del escritor.

plaza de españa modificaciones estatuasEl arquitecto Rafael Martínez Zapatero y el escultor Lorenzo Coullaut Valera fueron los ganadores. A ellos se unió también el arquitecto Pedro Muguruza Otaño, considerado el responsable del diseño arquitectónico final, al eliminar las referencias historicistas y simplificar el lenguaje, inspirándose en la arquitectura clasicista de la época en que vivió Cervantes.

La mayor parte de la obra escultórica fue obra del sevillano Coullaut Valera, que continuó su hijo Federico al morir su padre, en 1932. Son obras de un naturalismo directo, de gran corrección, que utilizan bronce, mármol y diversos tipos de piedra.

Tras varias interrupciones por problemas de financiación, el monumento se inauguró parcialmente en 1929, pero no se dio por concluido hasta 1969, que fue cuando la fuente se puso en funcionamiento.

Estructura del monumento

El monumento tiene un programa iconográfico complejo. Presidido por la figura de Cervantes mirando hacia el oeste, en referencia a la proyección del castellano hacia América, presenta a sus pies a varios personajes de su obra más conocida, Don Quijote y Sancho en bronce, y Dulcinea y Aldonza en piedra.

monumento p.e

En los laterales, se pueden ver escenas de sus obras ‘Rinconete y Cortadillo’ y ‘La Gitanilla’. En la cara posterior, se encuentra la Fuente Castalia o Fuente del Idioma con figuras alegóricas de la la Literatura, el Valor militar y el misticismo. Remata el monumento un monolito que se eleva a 34 metros con un globo terráqueo sujetado por figuras femeninas que representan los cinco continentes, leyendo la obra cervantina.

Seguramente se trate del último testimonio importante de la llamada época dorada del monumento público conmemorativo, que comenzó en Madrid en 1935 con la construcción de un primer monumento a Cervantes en la plaza de las Cortes.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.