El suicidio de Diego arranca una batería de medidas contra el acoso escolar

Padres de Diego González
  • El niño, de 11 años, se quitó la vida en octubre pasado, pero su caso se cerró por no encontrarse indicios de acoso escolar. 

  • Sus padres, Carmen y Manuel, consiguieron ser recibidos ayer por la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.

  • A raíz de esa reunión, el gobierno regional ha lanzado hoy más medidas para acabar con el acoso escolar.

Diego González tenía 11 años, vivía en Leganés y estudiaba en un colegio religioso concertado, Nuestra Señora de los Ángeles, situado en el barrio de Villaverde, en Madrid. El 14 de octubre del pasado año, una situación que no soportaba le llevó a lanzarse al vacío desde el quinto piso de su vivienda, y falleció. Sus padres encontraron una carta escrita por él que les hizo pensar que el pequeño sufría acoso escolar, aunque nunca les había dicho nada. Su caso se cerró, pero ahora han conseguido que el gobierno regional lo vuelva a tener presente.

La investigación judicial quedó zanjada por falta de pruebas; la consejería de Educación tampoco encontró indicios de acoso escolar; el colegio aseguraba que no había pasado ni pasaba nada ni con Diego ni con otros niños, algo que la madre de Diego, Carmen González Salcedo, califica de mentira. Tras hacer pública la carta de su hijo, Carmen y su marido, Manuel González Campos, han conseguido que su caso se vuelva a estudiar y que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se reúna con ellos.

Medidas contra el acoso escolar

Mejor aún, su caso parece que ha puesto en marcha la maquinaria política y ha empujado al gobierno regional a intensificar las medidas contra el acoso escolar. Se lo dijo Cifuentes ayer, en la Real Casa de Correos, donde los recibió. Entre otras cosas, les trasladó su “compromiso personal de llegar hasta el final en la investigación”, y toda su “solidaridad y cariño, de manera personal y como madre”, y les garantizó que su gobierno presentaría de forma inminente un plan con una batería de medidas para evitar el acoso escolar en los colegios de la región.

Unas horas más tarde, Cifuentes ha presentado sus medidas. El Plan de Lucha contra el Acoso Escolar plantea, entre otras cosas, la creación de la Unidad de Emergencia contra el acoso escolar que entrará en funcionamiento en los próximos días y estará al servicio de todos los centros educativos. Estará integrada por un inspector educativo, dos psicólogos, asesores jurídicos y policiales y expertos en convivencia y maltrato a menores, y contará con la colaboración y el asesoramiento de un servicio de atención psiquiátrico integral.

Padres de Diego con Cristina Cifuentes

Según ha anunciado el gobierno regional, se van a actualizar los protocolos de prevención, detección, sanción y corrección del acoso escolar de los centros, dedicando especial atención a los casos de ‘cyberbulling’ a través de las redes sociales. También se aplicará en todos los centros educativos madrileños un test online para detectar episodios de acoso escolar, y se pondrá en marcha el ‘Observatorio para la Convivencia Escolar en los centros docentes’, mientras se intensifica la colaboración con fuerzas y cuerpos de Seguridad, cuyo papel es fundamental para combatir la violencia escolar.

Más formación para los futuros docentes

Habrá conversaciones con las universidades madrileñas para que en los grados de Magisterio se puedan reforzar los contenidos y formación en relación a la convivencia escolar, algo que se extendería a los másteres universitarios de formación para el profesorado que habilitan a los licenciados para ejercer de docentes.

Madre de Diego con Cristina Cifuentes

El gobierno regional ha decidido, además, añadir en las convocatorias de selección de directores de centros, sus conocimientos sobre este tema, e incluir la valoración de los aspirantes sobre la lucha contra esta lacra, a través de sus proyectos de dirección. También se quieren realizar campañas informativas intensivas para sensibilizar a la sociedad contra el acoso escolar, que se difundirán en medios de comunicación, internet y redes sociales.

Por último, la Consejería de Sanidad llevará a cabo medidas para prevenir la conducta suicida, incluida la prevención en menores: se distribuirá una Guía para Docentes sobre la prevención del suicidio en escolares, para que puedan identificar las señales de alerta, dónde pueden dirigirse, y cómo enfrentar el duelo en el aula ante un suicidio.

Carmen y Manuel no podrán olvidar las palabras escritas de su hijo -“no aguanto ir al colegio y no hay otra manera de no ir”-, pero al menos habrán, quizás, logrado abrir una puerta más para conseguir poner fin a este mal entre los niños llamado acoso escolar.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o retuitearnos.

 

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment