El Ahuehuete de El Retiro, el árbol más longevo de Madrid

[lightbox full=”https://elmiradordemadrid.es/wp-content/uploads/2016/02/arbol-1.jpg” title=”Árbol más antiguo de Madrid”]

Ahuehuete, árbol más viejo de Madrid

[/lightbox]

  • Se encuentra en el parque de El Retiro, dentro de los jardines del Parterre, en el lado oeste cerca de la puerta de Felipe IV.

  • Muchas leyendas se ciernen sobre él, desde la época de Colón, pasando por Hernán Cortés y la invasión francesa.

  • Es uno de los 255 ejemplares incluidos en el Catálogo de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre de la Comunidad de Madrid.

Madrid es, además de aceras llenas de gente y filas de coches interminables en la Gran Vía, un parque de 118 hectáreas llamado El Retiro, que dispone de una senda botánica de 8 kilómetros, donde, entre el total de 80 especies de árboles, se encuentra el árbol más antiguo de la capital: el ahuehuete.

Para ver este antiguo y único ejemplar, hay que pasear por la parte de los jardines del Parterre. Se puede acceder a él por la puerta del Parque de El Retiro correspondiente a la calle Alfonso XII, situada justo frente al Casón del Buen Retiro, al oeste del parque. El árbol está al lado izquierdo del Parterre.

Este árbol tiene un origen muy confuso, al igual que las distintas leyendas de las que es protagonista. Oficialmente es uno de los primeros ejemplares que, en 1633, el Conde Duque de Olivares mandó plantar cuando se creó el parque madrileño de El Retiro para los paseos de Felipe IV y su corte.

Este extraño ejemplar se convierte en el más longevo, más simbólico y más histórico árbol de la ciudad, que está además protegido legalmente por el Catálogo de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre de la Comunidad de Madrid.

Procedente de México, su historia

Es una especie originaria de México conocida como Taxodium mucronatum. Los madrileños lo apodan cariñosamente el ciprés calvo, por ser una de las pocas coníferas de hoja caduca. No obstante, estas no se caen en otoño sino que se secan hasta primavera.

La primera historia que se conoce del Ahuehuete es su llegada, a manos de Cristóbal Colón, tras uno de sus primeros viajes a América. Hay otra leyenda que lo nombra hijo del árbol situado en Popotia (México), donde Hernán Cortés lloró la masacre del ejército español a manos de los aztecas, la noche del 30 de junio de 1520. Las lágrimas del conquistador dieron, supuestamente, forma al ejemplar ante el cual hoy pasean miles de personas.

La versión oficial

Sin embargo, la versión oficial desmiente estas dos últimas porque data su plantación en 1633, cuando el Conde Duque de Olivares abrió El Retiro para Felipe IV. Pero la leyenda madrileña sobre este árbol que parece más verdadera es la que lo consagra como uno de los únicos árboles que se libró de la tala que el ejército francés hizo en el parque tras la invasión a manos de Napoleón.

Necesitaban madera por su utilidad artillera y usaron la de la Fauna del Parque de El Retiro por su cercanía con su cuartel general, pero se apiadaron de este viejo árbol y en vez de utilizar su madera utilizaron sus ramas para instalar entre ellas un cañón desde el que disparaban.

En realidad, poco importa la veracidad de las distintas leyendas que se ciernen sobre este anciano ejemplar para poder disfrutar de una tarde tranquila y admirar la grandeza que durante siglos ha permanecido intacta para todo aquel que quiera pasear por el mítico parque madrileño.

Más información de la ciudad de Madrid.

 

[box type=”warning” ]

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o retuitearnos.

[/box]

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment