compras on line digitalización

La digitalización, un sector en pleno crecimiento

Recibe nuestro boletín de noticias

La digitalización del mundo analógico es una realidad irreversible y ventajosa. Cada vez podemos disfrutar de más experiencias, servicios y contenidos en formato digital. Y la tendencia no hará más que continuar en los próximos años, con todas las oportunidades que ello genera. Estamos inmersos en plena transición comercial digital, un paso necesario para vivir plenamente en la nueva economía del siglo XXI.

Marketing DigitalGoogle, el precursor de esta revolución con la digitalización de libros

Casi 100 años después del nacimiento de la primera biblioteca pública madrileña, Google se convertía en el primer gran protagonista de la nueva revolución de los libros: la digitalización. Cuando Sergey Brin y Larry Page pusieron en marcha Google, crearon un gigante de internet que permitía la búsqueda de información desde cualquier lugar del mundo conectado a la red.

Pronto se dieron cuenta de que sin la información contenida en los libros físicos de toda la vida siempre habría un vacío en la información publicada en internet. Para solucionar este problema, nacía Google Books, con el objetivo de digitalizar bibliotecas enteras de libros.

Una vez subidos estos libros a internet, cualquier persona con una conexión podría realizar búsquedas de palabras clave para encontrar información de cualquier época desde la invención de la imprenta.

digitalización libros

Pixabay.com

Por ejemplo, los académicos podrían utilizar el servicio para acceder a manuscritos de difícil acceso ubicados físicamente en algún lugar remoto del planeta. Los investigadores médicos podrían consultar estudios de todo el mundo en semanas en lugar de años, reduciendo drásticamente los tiempos de investigación. Y, por supuesto, los estudiantes podrían revisar sus trabajos de investigación de manera eficaz, más rápida, con mejores citas y utilizando información de mayor calidad.

Más digitalización

La digitalización de libros emprendida por Google resultaría ser una tarea encomiable al servicio del conocimiento. Mientras, también serviría para alumbrar a todo un sector comercial: el de la digitalización de contenidos y servicios. Además, gracias a esta iniciativa, los libros antiguos estarán a salvo y ya no recaerá toda la presión de conservación sobre las espaldas de los libreros.

La iniciativa de Google supuso un verdadero empujón para la naciente industria de internet. Las implicaciones de Google Books todavía se dejan notar en nuestros días y supusieron el inicio de la carrera por digitalizar prácticamente todo.

Comenzaba así la fiebre por digitalizar antiguos vídeos caseros grabados en soportes magnéticos, como el mítico formato Super8. Compañías audiovisuales como Pathé empezaron a digitalizar sus vastos archivos cinematográficos que contenían todos los noticieros históricos del siglo XX.

Incluso nacieron empresas que ofrecen servicios de entretenimiento de toda la vida pero digitalizado, como las tragaperras online de Betway Casino o su sitio de apuestas deportivas, que además se hacen disponibles al usuario desde móviles o PC.

Otras empresas como Spotify se lanzaron a la hercúlea tarea de digitalizar prácticamente toda la música del siglo pasado para ponerla al servicio de todos los melómanos del mundo a cambio de un módico precio de suscripción. Surgían así maneras innovadoras de obtener beneficios económicos de los esfuerzos de digitalización.

Smartphone digitalización

Pixabay.com

Quizá la nota más curiosa: ¡los juegos de mesa tampoco han logrado escapar a la digitalización! El célebre fabricante de juguetes Hasbro ha llegado incluso a digitalizar su popular Monopoly para poder jugarlo como videojuego. Otros juegos sin patentes como el póquer o el parchís también han sido llevados exitosamente al mundo de internet, añadiendo la posibilidad de jugar contra otros jugadores conectados a la red.

Amazon apuesta por la digitalización en Madrid

Nos enterábamos hace apenas unos días de la intención de Amazon de contratar en nuestra región a 200 personas que se encarguen de trabajar en su división de Kindle de libros electrónicos.

Con esta expansión comercial, el gigante del eCommerce mundial por excelencia pretende mejorar la experiencia de lectura de ebooks y potenciar el consumo de estos libros digitales frente a sus tradicionales versiones en papel. Supone una apuesta decidida por el sector de los libros digitales y es una oportunidad laboral muy significativa para Madrid.

kindle digitalización

Pixabay.com

Sus 560 millones de libros electrónicos vendidos en 2018 posicionaron a Amazon como el primer vendedor de este novedoso formato en Estados Unidos. Por este motivo, la noticia de que Amazon apuesta por Madrid para impulsar esta división de su negocio es una buena noticia que tiene potencial para situarnos a la cabeza europea de la nueva ola de digitalización. Todo apunta a que Madrid seguirá siendo durante mucho tiempo una de las grandes capitales de la tecnología digital.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.