Madrid, región ‘cardioprotegida’

Recibe nuestro boletín de noticias

Desfibriladores en la Comunidad de Madrid

Siguiendo los pasos del Ayuntamiento y de empresas de transporte como Renfe, que ya instalaron desfibriladores en espacios concurridos, ahora es el gobierno regional el que ha decidido convertir a la región en la primera de España ‘cardioprotegida’. Se colocarán estos aparatos en establecimientos comerciales, transporte público, complejos deportivos y otros lugares de gran afluencia.

Esta medida se pondrá en marcha cuando termine el trámite legal, que permitirá a los ciudadanos aportar ideas y participar en la redacción del texto normativo a través del Portal de la Transparencia. Cuando el decreto esté publicado será obligatoria la instalación de desfibriladores externos automatizados en espacios públicos.

Los lugares escogidos serán: grandes establecimientos comerciales y minoristas;
aeropuertos y estaciones de autobuses, ferrocarril, y Metro; establecimientos públicos con mucho aforo y edificios de las administraciones públicas con un número alto de usuarios; complejos deportivos, hoteles, centros educativos, centros de trabajo y polígonos industriales; bomberos, policía local y protección civil.

Además de instalarse los desfibriladores, el SUMA 112 formará a los madrileños  para que sepan reaccionar ante una parada cardiorrespiratoria, realizar la reanimación cardiopulmonar y utilizar estos aparatos. El objetivo es hacer partícipes a los ciudadanos en la mejora de la respuesta ante una urgencia de este tipo.

Registro Madrileño de Desfibriladores

Se va a crear un Registro Madrileño de Desfibriladores Externos Automatizados para que los servicios de emergencia conozcan la ubicación exacta de estos aparatos en todo el territorio. Cuando se utilice uno fuera del ámbito sanitario se avisará automáticamente a los Servicios de Emergencia a través del 112 para que se active de forma urgente la cadena de supervivencia.

En 2015 se registraron más de 1.200 paradas cardiorrespiratorias en la región fuera de hospitales. De ahí la necesidad de este tipo de dispositivos para los madrileños.

Cuando alguien sufre una parada cardiorrespiratoria, el único tratamiento eficaz contra la fibrilación ventricular es la desfibrilación eléctrica precoz. Por eso, la primera persona que interviene tiene una función fundamental para la supervivencia de la víctima.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o retuitearnos.

Sin Comentarios

Post A Comment