Desarticulado un clan que robaba en domicilios de madrid y otras ciudades

Desarticulado un clan que robaba en domicilios de Madrid y otras ciudades

 

Desarticulado un clan que robaba en domicilios de Madrid y otras ciudades.

 

  • La Policia Nacional detuvo a diez de los 38 arrestados en Madrid, donde habrían cometido 15 de los 32 robos con fuerza.

  • Son principalmente de origen georgiano y buscaban hacerse con dinero en efectivo y joyas.

  • Se ha detenido a miembros de todos los niveles dentro de la organización.

Una investigación policial que comenzó tras un robo con fuerza cometido mediante el método del butrón en Alicante ha concluido con la detención de 38 personas pertenecientes a un clan internacional. Diez de ellos han sido arrestados en Madrid donde se habrían cometido 15 de los 32 robos con fuerza que realizaban en domicilios, buscando dinero en efectivo y joyas.

Los miembros de esta banda son principalmente georgianos pero estaban instalados en Madrid y en Valencia y se dedican profesionalmente a cometer este tipo de delitos, donde cada uno de ellos desempeña un rol concreto. En base a una estructura piramidal, la organización tenía cuatro niveles de actuación. En la cúspide se encontraban dos personas, que se ocupaban de la coordinación y supervisión de los integrantes del grupo.

El segundo escalón estaba formado por especialistas en abrir cerraduras mediante el bumping para hacer saltar los cilindros, el ganzuado o la lana, y eran los encargados de ejecutar los robos en domicilios. Se trata de técnicas que solo personas con una alta cualificación en este tipo de delitos conocen.

En tercer lugar, estaban los que daban apoyo logístico, como es el caso de una mujer que buscaba en Madrid pisos de alquiler y habitaciones para alojar a los integrantes de la organización, y les facilitaba tarjetas de telefonía ‘limpias’ que complicarían una posible investigación. El último escalón lo ocupaban los receptadores, dueños de establecimientos donde se vendían las joyas robadas, que muchas veces se encargaban de fundir para darles una apariencia completamente diferente a la original.

El botín se enviaba al país de origen de la banda

Tras los asaltos, y antes de vender los objetos robados a este último eslabón de la pirámide, el dinero y las joyas eran enviados al país de origen de la banda, pasando a engrosar una ‘caja común’ denominada ‘Obschak’ (la caja de los ladrones, en ruso). En esta caja se ingresarían grandes cantidades de dinero procedentes de todas las actividades delictivas cometidas en diferentes países por distintos grupos que forman parte de la organización.

Los 38 arrestados, son los componentes de todos los escalones de la red, desde los encargados de ejecutar los asaltos hasta empresarios que vendían lo robado. Seis de ellos se dedicarían además al robo de droga a narcotraficantes, para lo que usarían armas de fuego engañándoles primero con un sobre lleno de cartulinas blancas y un solo billete de 100€ para amenazarles después con la pistola cuando llegaban a la droga.

Además de los 10 arrestos de Madrid, se produjeron otros 18 en Valencia, nueve en Alicante y uno más en el aeropuerto del Prat en Barcelona, donde los agentes de la Policia Nacional localizaron a un miembro del grupo que pretendía huir de España. En los registros domiciliarios se han incautado, entre otros efectos, de herramientas y útiles para la comisión de robos, varios lotes de joyas adquiridos por un receptador y que luego se comprobó que procedían de robos en domicilios, una pistola detonadora y 6.000 euros en efectivo. Los arrestados cometieron 15 robos en Madrid, 16 en Valencia, uno en Castellón y otro en unas oficinas de Alicante.

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.