Desarticulada una organización que asaltaba entidades bancarias. Policia Nacional

Detenidos en Parla por robos en entidades bancarias

Recibe nuestro boletín de noticias

Se ha desarticulado una organización por robos a clientes y empleados de entidades bancarias

El municipio madrileño de Parla ha sido el lugar donde se han localizado y detenido a cuatro miembros de una organización que asaltaba a clientes y empleados de entidades bancarias. La Policía Nacional los arrestó cuando abandonaban una sucursal bancaria de la que habían sustraído 6.700€.

Desarticulada una organización que asaltaba entidades bancarias. Cajerojpg

Se calcula que han participado en doce asaltos en Madrid, Córdoba, Jerez de la Frontera, Benidorm y otras ciudades del cinturón metropolitano de la capital. Los detenidos despistaban a sus víctimas para conseguir el dinero o directamente les abordaban a la salida del banco. En algunos casos, usaban la violencia para hacerse con el botín.

La investigación comenzó el pasado 21 de junio en Benidorm. Cuatro personas asaltaron a un hombre que acababa de retirar dinero de una entidad bancaria. Los atacantes emplearon la violencia y le tiraron al suelo, usando el método conocido como ‘cogotazo‘. Un quinto individuo les esperaba en un vehículo para facilitar la huida tras el robo.

Después del ataque, los agentes intentaron identificar a los sospechosos, consiguiendo localizar el vehículo en el que habían escapado. Además, descubrieron que ese mismo automóvil había sido utilizado en un hurto en un centro comercial de Valencia.

Desarticulada una organización que asaltaba entidades bancarias. Detención

Un grupo altamente organizado

Esta organización tenía una alta organización y reparto de tareas. Empleaban tres modus operandi distintos. A veces, entraban en las sucursales bancarias y se aprovechaban del descuido de los clientes que  retiraban o ingresaban dinero para apoderarse de él. Otras veces, esperaban en la salida del banco, donde abordaban a los clientes o empleados, usando la violencia si era necesario.

En otras ocasiones, después de entrar en el banco localizaban a algún empleado que acabase de efectuar una operación de ingreso en efectivo. Una vez localizado y antes de que  introdujese el dinero en la caja de seguridad, llamaban su atención para que perdiera de vista del dinero.

En ese momento, otro miembro del grupo aprovechaba para quedarse con el dinero. Esta estrategia fue utilizada en el robo de una sucursal en el paseo de las Delicias de Madrid. Allí, los ladrones se hicieron con botín de 62.500 euros en metálico.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.