10 consejos para ahorrar en la factura de la electricidad

Con la llegada del frío, aumenta el gasto en electricidad

Bajan las temperaturas y nos acercamos al invierno; son meses en los que el consumo de energía aumenta en los hogares para paliar los efectos del frío. Por eso, desde las autoridades de consumo se ofrecen algunas recomendaciones para que los consumidores puedan ahorrar en la factura de la luz:

Bombillas bajo consumo para ahorro luz

    1. Lo primero que hay que hacer para demandar menos energía es conocer el consumo que tiene nuestra vivienda y saber identificarlo. La Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid (Fenercom) ofrece una serie de guías muy útiles.
    2. En otoño y, sobre todo, en invierno, la iluminación de los hogares aumenta el consumo de energía eléctrica, debido al cambio horario y la falta de luz durante buena parte del día. Es importante estar pendientes de ello para no tener luces encendidas innecesariamente.
    3. La calefacción también hace subir mucho el consumo en estos meses. En viviendas donde se usan radiadores o acumuladores eléctricos, conviene invertir en un buen aislamiento para el frío, sobre todo en puertas y ventanas. Son los puntos por donde se pierde más energía. Así podrás calentar la estancia utilizando menos los radiadores. Se puede ahorrar hasta un 40 % en el consumo.
    4. Es conveniente emplear el termostato y regular la temperatura por debajo de 21ºC.
    5. Se aconseja apagar los radiadores que no se usen.
    6. No abrir las ventanas con la calefacción encendida. Ventila las habitaciones el mínimo de tiempo posible.
    7. Regula el termostato del agua desde los termos eléctricos a la menor temperatura. Así, evitarás tener que mezclar con agua fría en el punto de consumo para conseguir la temperatura deseada.
    8. Si la orientación de la casa lo permite, deja entrar el sol en la vivienda.
    9. En caso de tener que recurrir a la luz artificial, utiliza luces LED, fluorescentes con balastos electrónicos, bombillas de bajo consumo, etc. Son opciones de menor consumo a las bombillas incandescentes y ahorran hasta un 80 % de energía con una duración 10 veces mayor.
    10. Si escoges tubos fluorescentes o bombillas de bajo consumo, evita ponerlos en zonas donde haya que encender y apagar la luz con frecuencia.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.