La Comunidad de Madrid declara BIC la ermita de Santiago y alrededores

Es el primer Sitio Histórico declarado por el Gobierno de la región

La Comunidad de Madrid ha anunciado que la ermita de Santiago y el entorno que ocupa en Gargantilla del Lozoya tienen los valores relevantes de interés arquitectónico y artístico para ser considerado Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Sitio Histórico. Es la primera vez que en la región se emplea tal denominación, de acuerdo con la actual Ley de Patrimonio Histórico.

El bien es un conjunto de iglesias y ermitas bajomedievales de la Sierra Norte y su entorno. No se sabe con exactitud su antiguedad pero los expertos estiman que se encuentra entre finales del siglo XIII y principios del siglo XV.

Tiene formas románica y gótica

Su apariencia es de carácter rural y destaca por su construcción modesta. Tiene rasgos arquitectónicos de las tradiciones románica y gótica. Para su ejecución se usaron técnicas de albañilería mudéjar, reduciendo el trabajo de cantería al mínimo imprescindible.

Arco de estilo mudéjar

Taquilla

En su interior se conservan, a modo de catálogo, diversos enlucidos y revocos que sirven de presentación de las distintas épocas en las que estuvo en uso. En él destacan unas pinturas geométricas de color rojo que podrían datarse en el siglo XVI.

La ermita de Santiago fue escenario de una guerra civil 

Su importancia radica en los sucesos históricos ahí acontecidos. Durante el reinado de Enrique IV de Castilla, en el siglo XV, se vivió una compleja crisis sucesoria. El soberano decidió entonces aplicar una política para afianzar su posición real.

Pretendió mantener la paz en el reino para ganarse el aprecio de la nobleza y controlar los distintos espacios de poder. Sin embargo, sus planes derivaron en una grave división interna que escalaría hasta producirse una guerra civil.

Se espera un aumento en el turismo de la zona

Debido a su nueva consideración como BIC, cualquier actuación que se pretenda llevar a cabo en sus dominios deberá ser autorizada previamente por la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid. Además, refleja la obligación de ajustarse a lo dispuesto en el texto de la declaración que, en otros aspectos, regula los criterios básicos que deben respetar las intervenciones para garantizar la permanencia de sus valores históricos relevantes.

Iglesia de Santiago BIC

El Gobierno regional espera que el Sitio Histórico atraiga el interés de los madrileños, y que estos se acerquen a conocer el lugar. Solo así se podrá fomentar el turismo y mejorar la economía de esta bella zona del noroeste de Madrid.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.

 

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.