Inicio Madrid Medio Ambiente Cómo calcular y reducir la huella de carbono de tu hogar

Cómo calcular y reducir la huella de carbono de tu hogar

1049
0
huella carbono contaminación
Foto: Pixabay
Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces!

La huella de carbono calibra la cantidad de gases de efecto invernadero que expulsamos al aire, tanto desde el hogar como desde una empresa

Es posible que hayas oído hablar de la huella de carbono. Se refiere a la cantidad de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera por cada persona, empresa, producto o servicio. ¿O crees que solo las grandes industrias contaminan? ¡Tú también desde tu hogar!

Cada hogar español emite una media de 12,5 toneladas de gases de efecto invernadero al año. A pesar de la crisis económica, esta cantidad sigue aumentando y lo hace casi un 25% en las últimas dos décadas. La mayor parte de esta contaminación está relacionada con el consumo de energía: electricidad, gas natural y gasolina / diésel.

huella carbonoSin embargo, lo que está por encima de la media es que existen grandes desemejanzas entre las huellas de una empresa y otra, o entre las huellas de una persona y otra. Los niveles de descarga de contaminación varían según las rutinas y los comportamientos. Todo esto puede medirse y ser lógico. Vamos a pensar sabiamente. ¿Cuánto utilizas el coche? ¿Sabes cuántos kilovatios-hora de electricidad consumes al mes? ¿Llevamos a cabo el reciclaje?

¿Cuál es la huella de carbono?

Solo conociendo tu huella de carbono podrás entenderte a ti mismo y comprender el daño que estás causando al ecosistema. Este es el primer paso para entenderlo e intentar reducirlo al máximo (aunque siempre dejarás alguna huella por este mundo), así como modificar la rutina y convertirte en el mejor encargado del mundo.

huella carbono árbol
Foto: Pixabay

Hay muchas formas de medir la huella de carbono. Obviamente, el método de medición de la huella de carbono de un país es diferente del método de medición de la huella de carbono de una empresa o un individuo. Incluso no hay consenso sobre qué factores considerar y cuáles pueden excluirse. Normalmente, las mediciones se toman mensualmente o anualmente, destacando las siguientes variables:

  • Cuánto consumo energético tienes en el inmueble (electricidad, gas, butano, propano, carbón, pellets…).
  • Cuáles son tus costumbres de transporte (caminar, conducir solo o compartir con otros, bicicletas, transporte público, si tomas algunos o más aviones…).
  • Los alimentos que compras y tu dieta diaria (la producción y el transporte de ciertos alimentos -como la carne- tienen un impacto mucho mayor en el medio ambiente que la producción de otros alimentos.
  • Otras rutinas.

Reduce tu huella de carbono en el hogar

Una vez tengas constancia de tu huella de carbono, puedes comenzar a reducirla. Al principio, esto puede parecer una tarea abrumadora, pero lo importante es recordar que algunos pequeños gestos son suficientes para reducir significativamente el impacto en el medio ambiente:

huella carbono co2

  • Desenchufa todos los aparatos eléctricos que no utilices. Algunos electrodomésticos de tu hogar consumen más energía de la que puedes imaginar y no es necesario enchufar siempre la energía en todos los casos. Este frente es fundamental, además de reducir tu huella de carbono, también te ayudará a ahorrar en los recibos de la luz.
  • Limpia la nevera. Esto puede parecer una tontería, pero cuantas más bolsas de plástico y embalajes haya en el frigorífico, mayor será el consumo de energía generado, porque el dispositivo requiere más energía para enfriar la comida.
  • Utiliza transporte ecológico. Siempre que sea posible, estaciona tu automóvil o motocicleta y usa tus propias piernas o bicicleta para llegar al destino.
  • Esta es una de las actividades diarias más simples y significativas que podemos realizar. Es tan grande que cualquier miembro de la familia puede participar, incluso los más pequeños.

Todas las ciudades de nuestro país ponen contenedores desechables, ya sean orgánicos, o de papel, plástico o vidrio. También hay algunos puntos limpios donde puedes llevar artículos como electrodomésticos o madera.

Conociendo un poco más sobre tu huella de carbono es hora de empezar a reducirla.  Juntos podemos construir una montaña y mejorar nuestro ecosistema.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.