Madrid nuevo norte

Choque de administraciones por el desarrollo de la zona norte de Madrid

Recibe nuestro boletín de noticias

Plan Norte de Madrid

  • La Comunidad y Fomento se oponen de manera rotunda a la modificación del proyecto presentada por el Ayuntamiento.

  • Carmena ha atribuido este rechazo a un desconocimiento de la propuesta municipal, ‘Madrid, Puerta Norte’.

  • Cifuentes recordó que la última palabra la tiene el Ejecutivo regional.

La reunión que celebraron el pasado viernes el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid con el Ministerio de Fomento y representantes de ADIF, la empresa DCN y el BBVA para estudiar la propuesta ‘Madrid, Puerta Norte’, presentada el día 10 por el consistorio, dejó patente el rechazo categórico de las otras dos administraciones implicadas en el proyecto.

El documento de Bases y Estrategias para el desarrollo norte de la ciudad, hecho público hace dos semanas, se anunció como un necesario impulso a una operación urbanística clave para la capital que constituye una brecha abierta desde hace «más de dos décadas».

Aunque el Gobierno municipal insistió en que se trata de un plan «viable, real, posible y sostenible», que ha sido elaborado a lo largo de varios meses con la colaboración de numerosos profesionales, grupos políticos y asociaciones vecinales y que «puede empezar a darle un beneficio a Madrid ya», las declaraciones de esta semana evidencian que, por el momento, la Operación Chamartín no es, ni de lejos, un capítulo cerrado.

Menos infraestructuras, menos zonas verdes y menos empleo

Taquilla

Manuela Carmena manifestó haber salido de la reunión con la sensación de que sus interlocutores no habían estudiado en profundidad la modificación planteada porque, según ella misma, atribuyeron al plan «determinadas características que no son tales».

A pesar de que la alcaldesa aseguró que, un día antes de la presentación abierta, se envió el documento a la Comunidad, Cristina Cifuentes declaró haber conocido la iniciativa por la prensa y que un «análisis somero» de su contenido permite constatar que «hay un perjuicio claro para los madrileños porque se van a dejar de construir una serie de infraestructuras que son muy necesarias para la ciudad y que tienen que ver con Metro, con la red de Cercanías y con un nudo de conexiones imprescindible para la zona norte«.

Reunión entre administraciones sobre el distrito Castellana Norte. Foto: D.Sinova / Comunidad de Madrid

Reunión entre administraciones sobre el distrito Castellana Norte. Foto: D.Sinova / Comunidad de Madrid

La presidenta regional incluyó entre los puntos débiles de ‘Madrid, Puerta Norte’ el menor número de zonas verdes que propone, el no soterramiento de las vías de Renfe en el distrito de Chamartín y, en especial, la pérdida de puestos de trabajo que implica. Por todo ello, la Comunidad considera que «no responde a los intereses de los madrileños».

«Malestar» por la modificación «unilateral» e «inviable» de la operación

Otro reproche que se escuchó el viernes fue que la nueva propuesta ha supuesto modificar «unilateralmente» un proyecto que afecta a tres administraciones y hacer «tabla rasa» de lo «consensuado por administraciones de diferente signo político en los últimos veinte años».

Cifuentes transmitió a la alcaldesa su «malestar» por este hecho y advirtió que los cambios en el Plan General de Ordenación Urbana que habría que tramitar para sacar adelante la operación son competencia de la Comunidad, por lo que es ella la que tiene la última palabra.

La ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, por su parte, fue tajante al afirmar que, bajo estas condiciones, el desarrollo de la zona norte no se llevará a cabo «nunca». A juicio de los técnicos del ministerio que lo han analizado, es un plan «inviable desde el punto de vista funcional, económico y ferroviario. No resuelve los problemas de los barrios del entorno de la estación [de Chamartín], no tapa las vías del tren y no asume más estaciones».

Una nueva reunión en dos semanas

Cifuentes y Pastor, ante una posible demora del proyecto, coincidieron en pedir «reflexión», que justamente fue lo mismo que les demandó a ellas la alcaldesa. Carmena reivindicó que «desde la alcaldía es de donde se tiene que hacer la planificación urbanística» y defendió haber presentado una propuesta «abierta» que permite iniciar las obras «de manera inmediata» y que «no representa ningún coste adicional para las arcas públicas».

Reunión entre Cifuentes, Carmena y Ana Pastor sobre el plan Madrid Norte. Foto: D.Sinova / Comunidad de Madrid

Reunión entre Cifuentes, Carmena y Ana Pastor sobre el plan Madrid Norte. Foto: D.Sinova / Comunidad de Madrid

La alcaldesa ha emplazado a las partes a una reunión que se celebraría en un plazo de dos semanas «para avanzar de forma conjunta». A pesar de esta disposición, Carmena resaltó que «estamos a la entrada de unas elecciones y el Gobierno es muy provisional». Un cambio en el Ejecutivo central después del 26-J podría impulsar el plan municipal, ya que el PSOE ha avanzado que respaldaría la propuesta, según informó El País.

Serán los votos a favor de esta última formación, sumados a los del grupo Ahora Madrid, los que permitirán en el Pleno del próximo miércoles enterrar de manera definitiva ‘Distrito Castellana Norte’, la anterior versión de la Operación Chamartín, que fue diseñada por el BBVA y la constructora San José, y que contaba con el visto bueno del equipo de Ana Botella, pero que tuvo que ser paralizada el año pasado tras el relevo en el Gobierno municipal.

Las líneas generales del nuevo proyecto del Ayuntamiento

‘Madrid, Puerta Norte’ mantiene el índice de edificabilidad, pero reduce de 17.700 a 4.600 el número de viviendas a construir y rebaja a la mitad el área urbanizable para uso terciario (comercios y oficinas). Además, planea la mejora de los nudos Norte y de Fuencarral en el año 2017 y la remodelación de la estación de ferrocarril de Chamartín a principios de 2018. La propuesta se completa con diferentes actuaciones al sur y al norte del nudo de la M-30.

El delegado del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha cifrado en 128.000 el número global de puestos de trabajo que generaría la operación: 56.000 corresponderían al uso comercial, 17.000 al industrial y 55.000 a la construcción (Cifuentes, al referirse el viernes a una pérdida de empleos, consideraba que la reducción de la superficie lucrativa conllevará la no creación de 120.000 puestos adicionales).

Manuela Carmena en la presentación del nuevo plan para Madrid Norte.

Visto lo que ha sucedido hasta ahora, habrá que esperar a la siguiente reunión entre las administraciones para ver cómo se desarrolla el asunto. Por otra parte, en una reciente entrevista en Onda Cero, la alcaldesa no descartó la consulta a la ciudadanía por medio de un procedimiento similar al que se organizó para la remodelación de Plaza de España.

En cualquier caso, los plazos no dejan demasiado margen de maniobra: el 31 de diciembre caduca la concesión del BBVA y San José sobre los terrenos del Ministerio de Fomento.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o retuitearnos.

Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.