Chefchauen, la ciudad azul de Marruecos

Chefchauen, la ciudad azul de Marruecos

Texto: Carlos Bouza y Pilar Moreno | Fotos: Carlos Bouza

Un viaje a la Ciudad Azul a los pies de la Cordillera del Rif

Chefchauen es una pequeña ciudad situada en la Cordillera del Rif, a unos 660 ms de altitud. Sus edificios llaman inmediatamente la atención del viajero por su gama de tonalidades azules que se entremezclan en una combinación relajante y fotogénica. Es un pequeño paraíso que merece una escapada para respirar aire puro y perderse por sus angostas calles en un tranquilo paseo, de camino a otro tiempo.

Muestrario de alfombras en las calles de Chefchauen

Muestrario de alfombras en las calles de Chefchauen

El término “chefchauen” en bereber significa “mira los cuernos”. Éstos no son otros que los montes Tisouka (2.050 m) y Megou (1.616 m), que se elevan por encima del pueblo como dos cuernos, dándole este nombre tan curioso y el contraste definitivo del color verde de sus bosques.

La “Medina” es relativamente pequeña y tranquila. Adentrarse en ella sin prisa y dejarse llevar por los colores, olores y silencios, nos inundará de inmediato por nuevas sensaciones y experiencia desconocidas. La gran variedad de productos de los puestos de especias, los talleres de metal, cuero o madera y los telares contrastan con el tono blanco y azulado de las casas. Las voces y sonidos desconocidos irán guiando nuestros pasos hasta llegar a la plaza Uta el-Hammam, el núcleo bullicioso de la ciudad.

Taquilla

En la plaza podemos hacer una parada y descansar, si queda algún hueco, a la sombra de la morera, o tomar un almuerzo o un delicioso té con hierbabuena en alguno de los muchos cafés o restaurantes que la rodean. Está siempre llena de vida y es el punto de encuentro tanto de personajes locales como foráneos. En esta misma plaza se encuentran la Gran Mezquita de minarete octogonal, a la que solo pueden entrar los creyentes musulmanes, y la Alcazaba.

La Alcazaba o Kasbah fue construida por el fundador de la ciudad Moulay Ali ibn Rachid en el año 1471. Al atravesar sus puertas nos encontramos con los jardines, repletos de palmeras y que dan acceso a las torres de vigilancia desde las que hay una magnífica vista de la ciudad. La visita se completa con un museo etnográfico en el que encontraremos una modesta colección de armas antiguas, instrumentos textiles y fotos históricas de la ciudad; también podemos visitar una pequeña galería de arte.

Artesanía originaria de Chefchauen

Artesanía originaria de Chefchauen

La zona de compras es la Medina, en los alrededores de la plaza Uta el-Hamman. La afluencia de turistas, nacionales y extranjeros ha animado la industria local que se nutre de productos de la zona y de la mejor artesanía del país. Junto a la plaza se encuentra el centro artesanal. Como no puede ser de otra manera en Marruecos, hay que ir preparado para regatear!!

Al fondo la Mezquita hexagonal de Chefchauen

Al fondo la Mezquita hexagonal de Chefchauen

Chefchauen fue ciudad santa en la que no se permitía la entrada ni a cristianos ni a extranjeros. Con la entrada de las tropas españolas en 1920 comenzó una apertura al exterior aunque siempre con una mirada de desconfianza hacia el foráneo. En general la gente es amable y cercana y tiende a ayudarte cuando lo necesitas. Hablar con los lugareños enriquece la experiencia del visitante con historias vividas en primera persona. La mayoría habla español por lo que es fácil mantener una conversación fluida.

En las tiendas y bazares encontramos una gran variedad de mobiliario como: puertas, mesas y otros elementos tallados y decorados. También se pueden ver obras muy atractivas realizadas sobre metal, madera y cuero. La cerámica típica de la zona es “Oued Laud”, de barro muy primitivo siendo más vistosa y de menor precio la cerámica de Safi y la de mejor diseño la de Fez, aunque de precio más elevado. Abundan los comercios de jabones y productos cosméticos para la piel y el cabello. Los más típicos son el Azmizcle, el Ghassoul, aceites y cremas de Nopal y Nigella y jabones de Argán, de flores de lavanda, de aloe y de higos.

Los lunes o jueves se debe visitar la ciudad nueva en la parte baja para conocer el mercado donde los habitantes de la montaña ofrecen sus productos ataviados con sus vestidos tradicionales.

Comercio de puertas de madera de segunda mano en Chefchauen

Comercio de puertas de madera de segunda mano en Chefchauen

Una escena que se repite cada mañana es el encuentro de las mujeres cuando bajan a lavar la ropa junto a la fuente de Ras-el-Mâa. El relajante sonido del agua contrasta con las animadas conversaciones mientras hacen la colada.

Una de las costumbres de los lugareños y recomendada al visitante es subir a la mezquita Jemaa Bouzafar para contemplar la puesta del sol. Indudablemente merece la pena hacer el camino.

En el exterior de la Medina encontraremos cerca de la puerta “Bab Morouk“ un antiguo cementerio musulmán con los restos visibles de unas pocas tumbas abandonadas tras la apertura del nuevo cementerio en la parte baja de la ciudad.

Portada del libro -Chefchauen, la ciudad azul de Marruecos- de CArlos Bouza

Portada del libro -Chefchauen, la ciudad azul de Marruecos- de Carlos Bouza

Si decidís viajar a Chefchauen os aconsejamos hospedaros en un “Riad”. En árabe significa jardín, siendo su distribución realmente curiosa. Consiste en un pequeño edificio de 2 plantas, con patio interior alrededor del cual se distribuyen las habitaciones y algunas zonas comunes. Es precisamente este patio interior el que suele caracterizar el alojamiento al ser un lugar fresco, silencioso. Normalmente decorado con mosaicos de azulejos y plantas que, junto a alguna fuente o pequeña piscina, aportan el frescor y el sonido relajante del agua.

El trato de los dueños es familiar y cercano y los desayunos son realmente extraordinarios a base de zumo de naranja natural, yogurt, tostadas y bizcochos acompañados de distintas mermeladas caseras, café, fruta fresca…. La mejor manera de comenzar una auténtica aventura chauní.

Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.