Inicio Cultura y Ocio El Casino de Madrid, más de 100 años de historia

El Casino de Madrid, más de 100 años de historia

395
0
casino madrid alcalá
Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces!

El Casino de Madrid, de más de un siglo de historia, se encuentra hoy en día en la calle de Alcalá

En plena calle de Alcalá se encuentra, hoy en día, el Casino de Madrid; uno de esos edificios emblemáticos que debemos visitar de vez en cuando para admirarlo. Pero no siempre lo encontramos en el número 15 de esta céntrica calle madrileña, sino que tenemos que remontarnos a 1836 para conocer su origen.

En aquella época, a diferencia de los numerosos juegos de casino que puedes explorar aquí, se consolidó un club social que no buscaba simplemente la diversión. De hecho, se trataba más bien de un grupo de debate y tertulia que ponían sobre la mesa diferentes cuestiones en relación a la capital, tanto arbitrarias como de vital importancia.

El lugar de reunión de los miembros de este club era el café de Sólito, que se encontraba en la esquina entre la calle del Príncipe con la calle Visitación (actualmente Manuel Fernández González). Hoy podemos encontrar en este enclave el Teatro Español, otra edificación increíble de las calles de Madrid.

Teatro Español
Teatro Español

Poco a poco fue aumentando el número de socios y el local se iba quedando pequeño, por lo que fueron cambiando de uno a otro hasta el año 1903. Por aquel entonces, de la mano del General Fernández de Córdoba, se llevaron a cabo las gestiones pertinentes para construir un punto de encuentro común, lejos de la política y que ofreciese tranquilidad a sus miembros. Precisamente por esto se eligió el nombre de Casino y no Club o Sociedad.

El ‘nuevo’ edificio del Casino de Madrid

Para la construcción del nuevo edificio se realizó un concurso público en el que participaron los mejores arquitectos del lugar. La obra se adjudicó a José López Sallaberry, miembro del club, aunque no aparece como firmante en los documentos. Al ser arquitecto municipal, fue su cuñado Luís Estévez quien plantó su rúbrica en los planos.

El proceso duró algo más de cinco años, y se utilizó gran parte de la aportación de los socios para traer a los mejores profesionales, materiales de primera calidad y una decoración interior exquisita. El valor artístico, tanto arquitectónico como en pintura y otras artes decorativas, es prácticamente incalculable.

En 1910, cuando se dio por concluida la obra, se alcanzaba la cifra de 1000 socios en el casino. La celebración de este hito, por supuesto, se llevó a cabo en el recién estrenado edificio, que ofrecía todo tipo de lujos a los miembros de la asociación. No tardó en convertirse en centro de referencia para toda la élite madrileña, siendo un lugar exclusivo para aquellos que sabían moverse.

casinos madrid
Foto: Unsplash

Características

Desde fuera podemos observar una fachada de estilo ecléctico afrancesado, en la que destaca un torreón que recorta el cielo. Es interesante observar la asimetría de la composición, que deja la puerta en un lateral a diferencia de la construcción central habitual. El lujo se percibe sin apenas poner un pie dentro, pero es que su interior es todavía más espectacular.

Cruzando la puerta principal de hierro llegamos a una entrada acogedora pero increíble. Domina la escena una escalera de mármol diseñada por el mismo Sallaberry, decorada por dos esculturas: Eros y Psique, trabajo del artista Ángel García. En esta misma planta podremos acceder al patio central o Patio de Honor, en el que nos encontraremos con una cúpula de vidrieras y una ruleta de caballos, algo único en toda España.

Si subimos las escaleras antes mencionadas, podremos admirar cuatro vaciados de esculturas clásicas, donados en calidad de préstamo por la Academia de Bellas Artes. Además, en el Salón Principal se puede observar al detalle el boceto que Benlliure hizo de la famosa escultura de Emilio Castelar.

casino madridEl Salón Real merece una mención propia, pues luce absolutamente radiante desde cualquier ángulo. En sus paredes cuelgan pinturas de grandes artistas, que dotan de una personalidad especial a esta estancia. Por último, destacar la biblioteca gótica realizada en hierro forjado, como petición expresa de otro de los impulsores de la construcción de este edificio: el Conde de Malladas.

Últimas décadas del Casino de Madrid

Pero no todo fue vino y oro en el Casino de Madrid. Las últimas décadas del siglo XX generan cierta decadencia entre sus miembros, que deciden renovar la administración de la sociedad para tomar un nuevo rumbo. De hecho, en la actualidad lleva las riendas la asociación Gran Círculo, que toma diferentes decisiones y gestiona las actividades sociales privadas y la explotación de algunos servicios del casino.

A pesar de esto, el edificio sigue siendo un espectáculo por dentro y por fuera. Fue declarado Monumento de Interés Cultural en el año 1993 y forma parte de los recorridos habituales por Madrid. En él, se siguen celebrando eventos sociales, congresos o visitas oficiales de todo tipo de agrupaciones.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.