Remodelación de la Gran Vía

La Gran Vía se peatonaliza para Navidad

Desde el 1 de diciembre, 700 barreras separan el espacio para peatones y se reduce la entrada de tráfico

Tal y como ya avanzó las pasadas Navidades, el Ayuntamiento sigue firme en su decisión de remodelar la Gran Vía. El objetivo es favorecer la peatonalización, la circulación de bicicletas y la reducción del tráfico y la contaminación. Así, a partir del 1 de diciembre y hasta el 7 de enero se vuelve a abrir esta calle a los peatones, que contarán con 5.400 metros cuadrados más de espacio para pasear. Y a partir de esa fecha quedarán delimitados los carriles de circulación.

Para ello, durante cuatro días se han colocado barreras que separan el espacio peatonal del tráfico. Son 700 de casi 800 kilos de peso que ocupan 1400 metros lineales y, con 5.400 metros cuadrados más, se señaliza la Gran Vía para los peatones, un carril bus taxi y un ciclocarril por cada sentido.

La Navidad supondrá el comienzo de la transformación para el distrito Centro, que se convertirá en área de prioridad residencial (APR) en junio, y para la Gran Vía que será remodelada ampliando aceras. Tras el periodo navideño, se mantendrá la configuración con dos carriles por sentido para la circulación y posteriormente comenzarán las obras para abrir definitivamente la calle a los peatones. El acceso solo estará permitido para residentes y vehículos autorizados. Así, se eliminará el tráfico de paso y los viajes al centro que pueden hacerse en transporte público.

Gran Vía con aceras

La Gran Vía en Navidad

Ante la importante afluencia de peatones y vehículos al centro durante el periodo navideño, se ha diseñado, como el pasado año, un dispositivo especial de movilidad y seguridad. Los peatones ganarán a la actual calzada un carril de circulación por sentido de los tres actuales. La circulación estará limitada a 30 kilómetros por hora y habrá dos carriles por sentido para el tráfico, uno de ellos carril bus-taxi-moto y ciclocarril. Para delimitarlos se instalarán robustas vallas portátiles, que permanecerán desde el 1 de diciembre.

Además, se ampliará, entre un 30 y un 40%, la anchura de cuatro pasos de peatones situados entre Callao y la Red de San Luis (Gran Vía, 28, 32, 42 y 46). Los de las calles que se incorporan a la Gran Vía también se ensancharán hasta el nuevo límite con la calzada.

Limitaciones de acceso y refuerzo del transporte público

El acceso a la Gran Vía, la puerta del Sol y las calles Mayor y Atocha estará limitado, excepto para residentes y vehículos autorizados, en las fechas de mayor afluencia desde las 17 horas hasta las 22 horas. También podrían producirse restricciones en el tramo de la calle Segovia comprendido entre Ronda de Segovia y Puerta Cerrada; Ronda de Atocha; Ronda de Valencia -desde Carlos V hasta Embajadores-; Ronda de Toledo hasta Puerta de Toledo; Gran Vía de San Francisco hasta calle Bailén, y Plaza de España.

Puerta del Sol NavidadPor motivos de seguridad, se prohibirá la circulación de vehículos de más de 3.500 kg de MMA desde el 1 de diciembre de 2017 al 7 de enero de 2018, entre las 11:00 y las 23:00 de cada día, con las excepciones habituales.

Policía Municipal y Agentes de Movilidad establecerán controles de acceso y paso a las zonas afectadas en los siguientes puntos: plazas de España,  Cibeles, Independencia, Cánovas del Castillo (Neptuno), glorietas del Emperador Carlos V y Puerta de Toledo, plaza de San Francisco El Grande y calle Mayor con Bailén.

Refuerzo de autobuses

Para complementar esta limitación de tráfico al centro, el Ayuntamiento ha anunciado que reforzará 26 líneas de autobuses que conectan los distritos periféricos con el entorno de la Gran Vía (Callao, Benavente, Puerta del Sol, Sevilla, Plaza Mayor y Ópera).

Coincide la ampliación de espacio peatonal y la época de mayor afluencia al corazón de la capital. Por eso se aumentará la oferta desde el 1 de diciembre de 2017 hasta el 7 de enero de 2018. El objetivo es facilitar el acceso en transporte público a esta arteria y a las principales áreas de compras y ocio.

Autobuses nocturnos (búhos) de Madrid

Las 26 líneas de la EMT aumentarán su dotación solo por las tardes cuando se espera la mayor afluencia de viajeros. Son las siguientes: 1, 5, 6, 9, 15, 17, 18, 20, 23, 25, 31, 32, 35, 39, 44, 50, 51, 52, 53, 65, 74, 75, 133, 146, 147. Estos refuerzos se llevarán a cabo en función de la demanda de viajeros.

Por su parte, Metro ampliará su oferta en las líneas centrales (1, 2, 3, 4 y 5), así como en la 10, especialmente los fines de fines de semana. Y Cercanías lo hará con las líneas que pasan por Sol con trenes de doble composición.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Recibe nuestro boletín de noticias
Sin Comentarios

Post A Comment