Inicio Consumo y Economía Cambio de hora durante la cuarentena por el coronavirus

Cambio de hora durante la cuarentena por el coronavirus

830
0
cambio hora reloj
Recibe nuestro boletín de noticias

El 29 de marzo adelantamos las agujas del reloj para el cambio al horario de verano

Ha llegado la primavera y avanzan los primeros pasos hacia el verano. El primer cambio de hora de 2020 nos pilla en medio de la cuarentena y el confinamiento por el coronavirus (COVID-19). Este domingo 29 de marzo, los relojes vuelven a adelantarse y a las 2 a.m. serán las 3 a.m.

Dos años lleva abierto el debate en la Unión Europea sobre la erradicación definitiva del cambio de hora. Pero una vez más volveremos a ‘perder’ una hora en nuestra rutina para ‘ganarla’ en luz y ahorro energético, según los expertos. Esta vez de una manera muy distinta a las anteriores.

cambio hora marzo 2019Consecuencias del cambio de hora durante la crisis del coronavirus

Si habitualmente se habla del ahorro producido por el cambio horario, que en España se calcula en un 5% del consumo eléctrico en iluminación, este año más que nunca va a ser una realidad. Una hora menos de confinamiento se traduce en una hora más de luz. Amanece y anochece una hora después, por lo que el ahorro energético es una consecuencia.

Para los que no salen a trabajar en esta crisis del coronavirus, no va a costar tanto como otras veces, cuando debían sí o sí levantarse una hora «antes» que la semana anterior. Ahora pueden iniciar la jornada ajustándose poco a poco a la «nueva hora». Y muchos celebran ya esos 60 minutos menos de encerramiento en nuestras vidas.

Los que siguen saliendo a trabajar, añadirán el estrés del cambio de hora al que ya están sufriendo día a día por tener que realizar una labor exponiéndose al contagio por el coronavirus.

teletrabajo coronavirusPor otro lado, se habla de la consecuencia del cambio horario sobre el reloj biológico, que puede provocar trastornos en el sueño sobre todo en niños y ancianos. En estos momentos de confinamiento, esos síntomas se pueden ver agravados al añadirse a sentimientos de ansiedad que algunas personas ya están experimentando.

Adelantar la hora, además, puede generar hipertensión y migraña y aumentar el estrés y la sensación de apetito.

Pero no cabe duda de que para la mayoría es el cambio de hora que más desapercibido va a pasar en nuestra historia.

El fin del cambio de hora debe esperar hasta 2021

En 2018 comenzó a hablarse en Bruselas de realizar un último cambio horario en todos los países de la Unión para marzo de 2019. En una encuesta, el 84% de los europeos se mostraron a favor de un horario fijo todo el año. España debería decidir si quedarse en el horario de verano o volver al de invierno (se habría realizado en este caso el último cambio en el reloj en octubre de 2019).

Sin embargo, la portavoz del Gobierno y ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, anunció a principios del año pasado que «tras unos meses de análisis la comisión de expertos no ha llegado a ninguna resolución concluyente«. Las consecuencias en el terreno cultural y económico suponían una barrera para dar ese paso.

«Nos hemos vuelto a emplazar», continuó la ministra, «a que esto vaya a estudio hasta 2021. Veremos si la nueva Presidencia de la UE lo acoge o si considera que esto no tiene la misma utilidad para seguir decidiendo». Así pues, en principio los cambios de hora van a continuar igual en la UE y, como muy tarde en abril de 2020, los países miembros deberían comunicar si se quedan con el horario de invierno o el de verano.

Si en España nos quedásemos con el horario de verano, el resultado sería que de noviembre a marzo, o sea en invierno, se haría de día más tarde que ahora, a las 9:00-10:00 de la mañana. Por otro lado, habría más luz por la tarde, pues anochecería entre las 18:30-19:30 aproximadamente.

Otro debate que está sobre la mesa es el cambio de huso horario en España, para adaptar nuestro país a la hora de Reino Unido y Portugal, es decir una hora menos en nuestro reloj. Esta idea parte de la base de que geográficamente estamos alineados a estos países y no a Francia, Alemania o Italia, que tienen nuestro huso horario. La consecuencia de este cambio sería que tendríamos más luz por las mañanas y menos por las tardes.

plano huso horario mundialOrigen del cambio horario

Se trata de una medida obligatoria que comenzó en 1974 y afecta a todos los países miembros de la Unión Europea. A raíz de la primera crisis del petróleo, algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del sol. Consideraron que así se consumía menos electricidad en iluminación.

Desde 2001, la directiva europea se aplica de forma indefinida y de este modo se realizan dos cambios de hora al año, uno el último domingo de marzo y otro el último de octubre. En el primer caso se adelanta el reloj una hora y en el segundo se retrasa.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.


Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.