Inicio Madrid hoy Sanidad Usos más habituales del aceite de CBD

Usos más habituales del aceite de CBD

63
0
semillas cannabis

El aceite de CBD tiene distintos usos: por vía oral, tópica o respiratoria

El CBD se ha convertido en tendencia desde que se demostraron algunos de sus beneficios para la salud y su legalización y comercialización en determinados países para fines terapéuticos, por eso es interesante conocer los diversos usos de su aceite. Puedes comprar aceite de CBD aquí.

Y es que, a pesar de que ahora parece que está de moda, la verdad es que el consumo de cannabis ya se data desde el 2.300 a. C., cuando los chinos usaban esta planta como medicamento y para producir fibras resistentes y fuertes usadas para fabricar cuerdas y prendas de vestir.

En este artículo te vamos a señalar cuáles son los usos más habituales del aceite de CBD.

¿Cómo podemos usar el CBD?

En general, podemos dividir los usos de CBD en tres grandes grupos: vía oral, tópica y respiratoria.

Vía oral

Podemos ingerir el CBD por el método sublingual, donde se aplican unas cuantas gotas bajo la lengua, manteniéndose ahí durante unos minutos varias veces al día. Con este modo se consigue una rápida absorción del producto gracias a los tejidos que tenemos bajo la lengua y que se encargan de repartir las propiedades del CBD por el organismo.

Ya podéis uniros a nuestro nuevo canal de Telegram y a nuestro grupo de Whatsapp, para recibir en el momento las noticias que publicamos cada día. ¡Únete pinchando en los enlaces!

Con los efectos relajantes del CBD se puede desconectar y despejar la mente, aliviar la tensión y los nervios, así como ayudar a conciliar el sueño.

cbd-cannabisOtras formas de inferir el aceite de CBD es mediante infusiones, con bases como la miel y en combinación con otros aceites.

Vía tópica

Podemos utilizar el CBD por medio de productos cosméticos y capilares. Se aconseja su aplicación en pequeñas dosis y de forma uniforme realizando leves masajes hasta la total absorción del producto. Se puede usar de media 2-3 veces al día en caso de utilizar sobre la piel y cada 2 días cuando se realiza sobre el cabello.

Las propiedades del CBD logra mejorar las imperfecciones de la piel y del cabello, consiguiendo un aumento del brillo y la vitalidad de los mismos.

En este sentido, podemos utilizar el CBD mediante cremas u otros aceites corporales (argán, coco, almendras, rosa mosqueta, etc.), así como champús y acondicionadores para conseguir suavizar y calmar la piel, y mejorar el aspecto del cabello.

aceite de cbdVía respiratoria

Podemos inhalar las propiedades del CBD por medio de vaporizadores o pipas electrónicas (con cartuchos de CBD), o empleando dispositivos como humidificadores donde se pueden añadir el aceite de CBD.

En este sentido, la aromaterapia nos ayuda también a inhalar por medio de las vías respiratorias las propiedades del CBD.

¿Cuál es el método más recomendado?

No podemos dar una respuesta firme, puesto que el CBD tiene múltiples usos y efectos. Además, la cantidad de CBD en un producto también incluye en el efecto que puede provocar en la persona. Por eso, es importante poner atención en los miligramos (mg.) o porcentajes (%) de CBD que contiene el producto a utilizar.

Además, nosotros mismos también somos determinantes en el uso del CBD. Es decir, en función de nuestra complexión y la capacidad para absorber el CBD vamos a tener un efecto mayor o menor. Por ello, siempre se recomienda comenzar con cantidades bajas e ir subiendo poco a poco para valorar cómo el CBD afecta en nosotros.

cbd madridEstos tres factores (tipo de aplicación del CBD, la concentración de CBD y nuestro cuerpo) son los que determinan la cantidad que podemos tomar de cannabidiol y qué nos va a sentar mejor o peor.

Aun así, tenemos que recordar que el cannabidiol es un componente que, según la OMS (Organización Mundial de la Salud) , no tiene efectos secundarios graves y su uso es seguro.

¿Cuánto CBD se debe usar como máximo?

Ya hemos comentado que hay 3 factores a tener en cuenta para saber cuánto CBD hemos de utilizar, aparte de otros elementos como el sexo o la edad.

La OMS ha resaltado que el cannabidiol no genera adicción ni tampoco dependencia, así como apenas efectos secundarios. Pero no por ello hemos de controlar la cantidad de CBD que podemos utilizar y emplear la adecuada para nosotros.

Se recomienda empezar por una dosis baja e ir aumentando hasta conseguir el efecto deseado. Se suele determinar la cantidad adecuada para comenzar entre los 10 a 15 mg diarios. Esto es sencillo de determinar puesto que muchos productos ya contienen en mg la cantidad de CBD en su composición, aunque hay otros que miden su concentración en porcentajes (3%, 10% o 15%, por ejemplo).

Como podemos comprobar, podemos utilizar el CBD de múltiples maneras y su empleo es sencillo, solo hay que tener en cuenta la concentración de CBD, nuestra complexión corporal y la forma de utilizar el CBD en nosotros.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.