Cámping

Vacaciones en camping

Alojarse en estos espacios en la naturaleza ofrece cada vez más comodidades y prestaciones

Plantar la tienda de campaña, ‘anclar’ la caravana o dormir en una cabaña de madera son una manera diferente y pintoresca de pasar las vacaciones. El concepto ‘camping’ ha cambiado mucho en los últimos años. Aquella idea de que era la forma más barata de irse de viaje, que estaba pensado para jóvenes y que no era para gente de ciertos estratos sociales y económicos, está ya desfasada. Ahora los campings ofrecen comodidades, actividades y servicios de cinco estrellas.

Óscar Monedero, secretario técnico de la FEEC (Federación Española de Empresarios del Camping) comenta que “muchas personas que antes no hubiesen ido nunca a un camping, por la imagen denostada que tenían, después de haberlo probado no lo cambian por nada”.

Se ha evolucionado mucho: “ahora son parques de vacaciones con todas las comodidades, mejor restauración, servicios de Spa & Welness, animación, piscinas, etc.”, detalla. Es un “sector ideal para cualquier estrato de la sociedad”, pues las tiendas, caravanas, bungalows y mobil homes son cada día más lujosos y cómodos.

Vacaciones en camping

Público fiel en busca de libertad

Se trata sin duda de un sector vacacional en alza. Como cuenta Monedero, “se encuentra en un momento ilusionante”, el público “es muy fiel” y gracias a la relación calidad-precio “ha sido de los sectores turísticos que menos ha sufrido la crisis”. Sin embargo matiza que “la idea de que los campings se han beneficiado por ser más baratos es errónea”.

Disfrutar de unas vacaciones en un camping, ya sea con una breve estancia de paso o con una caravana o mobil home establecida en el sitio para repetir verano tras verano, tiene un sentido especial. “Lo que ofrece básicamente este tipo de alojamiento es disfrutar en plena naturaleza de las comodidades y confort que se pueden tener en otros sectores”, defiende Monedero.

Además, este tipo de vacaciones permite hacer unas relaciones más especiales con la gente y los niños descubren algo especial: “la libertad que te da es muy destacable frente a otros sectores, no dependes de horarios, los niños se mueven a sus anchas, hacen amigos más fácilmente…” En familia, “son las vacaciones perfectas para relacionarse, divertirse con las actividades y desconectar de todo”, concluye el secretario técnico.

Los madrileños, un cliente cada vez más asiduo

Los visitantes procedentes de Madrid constituyen un público cada vez más frecuente en los campings de toda España. Sin embargo, la comunidad más afín a este tipo de vacaciones es Cataluña, que no solo es la que más campings posee sino también la que tiene más campistas.

“Llevan más años dedicándose a este sector y tienen una tercera parte de los 1170 existentes en España, mientras que en Madrid hay una veintena”, explica Monedero. Pero “el cliente madrileño es ya uno de los principales clientes en todos los campings, principalmente los de la costa mediterránea y por cercanía, la Comunidad Valenciana”.
Vacaciones en camping

“El perfil medio del madrileño campista es el de la familia que se desplaza en caravana y repite en el camping por las amistades que ha hecho”, explica. Buscan huir de la gran ciudad y precisamente el contraste entre la urbe y el turismo al aire libre les proporciona esa sensación de libertad que no tienen en Madrid.

Todavía estamos lejos de países como Holanda, Francia, Alemania o Gran Bretaña, donde más del 20% de la población recurre al camping para pasar sus vacaciones. En España es del 3%, pero la afición va en aumento.

El Día del Camping

Para dar a conocer cada año más el sector del  camping, la federación decidió crear hace siete años el Día del Camping, que se celebra al inicio del verano, el último sábado del mes de junio. Ese día los establecimientos que lo deseen ofrecen jornadas de puertas abiertas, con una estancia gratuita para los clientes que deseen probar el camping, fiestas infantiles, concursos, degustaciones gastronómicas, actuaciones musicales…
Día del Camping

Así, año tras año, una opción vacacional que surgió como algo alternativo, barato, más relacionado con la época hippy y otro modo de vida, se va extendiendo entre todos los sectores de la sociedad. Hoy en día auténticas caravanas de lujo desembocan en campings de cinco estrellas, con todo tipo de comodidades y lujos parecidos a los de los grandes hoteles. Eso sí, sin perder nunca su esencia y autenticidad.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Sin Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: