La Majarra en la ruta al Perdiguera

Ruta al Pico Perdiguera desde el puerto de Canencia

Representa el techo de la Sierra de la Morcuera

El Perdiguera se alza como una de las más representativas cumbres de la Sierra de la Morcuera y con sus 1.862 metros representa su techo. Esta sierra continúa de la emblemática Cuerda Larga y desliza sus cimas de suroeste a noreste. Comienza en el puerto de la Morcuera y su sombra alcanza desde el cordel principal hasta el collado de Saltolaliebre, entre el cerro de la Mimbrera y el cerro Bullero, aunque algunos consideran que finaliza en el puerto de Canencia.

El Pico Perdiguera pertenece al término municipal de Bustarviejo. Está situado entre los dos principales puertos de montaña de la zona, el de la Morcuera y el de Canencia. Desde ellos su ascenso es fácil y hoy lo haremos entre los pinares desde este último puerto.

Ruta al Perdiguera

Cómo llegar al puerto de Canencia

  • En coche: Cogemos M-607 (carretera de Colmenar Viejo) y pasamos Tres Cantos y Colmenar Viejo para, un poco mas adelante, dejar esta carretera y tomar la salida M-609 dirección Soto del Real/Miraflores. Pasamos Soto del Real, cogemos la M-611, que continúa hacia Miraflores de la Sierra y, una vez allí,, buscamos el cartel de Puerto de Canencia o de M-629, que nos dejará en lo alto del puerto. A la izquierda encontramos un área para dejar el coche.

El recorrido se puede encontrar pinchando aquí.

Ficha Técnica

  • Tipo de itinerario: circular
  • Dificultad: moderado
  • Distancia aproximada: 12 km ida y vuelta
  • Duración aproximada: de 4 a 5 h
  • Desnivel: + 380 m
  • Material: senderismo
  • Terreno: 85 % pista – 15 % sendas
  • Época aconsejada: verano, primavera y otoño

Track de la ruta. Si dispones de alguna aplicación para visualizar archivos gpx, puedes descargarte la ruta pinchando aquí.

Ruta al Perdiguera

Saliendo del puerto de Canencia, desde cualquiera de los diferentes aparcamientos habilitados, buscaremos la Fuente de la Raja, entre densos y altos pinares -en el lado izquierdo de la carretera, si has subido desde Miraflores, y en el derecho, si el ascenso ha sido desde Canencia-

Una vez situados correctamente, mirando hacia el Oeste, tenemos un pequeño sendero de frente izquierda dirección Sur: Un cartel indicativo de paso o portilla será nuestra dirección. No confundiros con otra portilla que tenéis encima del chorro de agua que sale de un deposito. La puerta giratoria que buscamos está unos 60 m hacia arriba y no la vemos hasta estar prácticamente situados frente a ella.

Ruta al PerdigueraLa sobrepasamos y entramos en la zona de Navalpino. Entre pinares, nos va ascendiendo muy suavemente durante 500 metros dirección Oeste, para abrirse en unas pequeñas praderas. Las cruzamos y, dirigiéndonos hacia las vallas (que no se atraviesan), continuamos paralelos a ellas y nos adentramos en un pequeño bosque. No se diferencia apenas en sendero, pero por intuición seguimos y, de repente, aparecemos en mitad de un cortafuegos.

Un balcón a muchos picos

Allí cogemos dirección Noroeste a la derecha, hasta cruzarnos con la senda principal, que cogeremos a la izquierda. Ya todo lo que nos queda hasta la cumbre será dirección Sur o Suroeste. Los pinares y la sombra nos acompañarán hasta Boca Hoyos, justo cuando se abre la gran pradera. Dejaremos el camino para pasar al otro lado de la valla por una cancela de ganado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se entra en otro gran cortafuegos que nos subirá hasta la altura del Cancho del Águila. No necesario identificarlo, pues a ese punto, sobre los 1.850 m de altitud, veréis dirección Sur la antigua antena de radio sobresaliendo en la cumbre del Perdiguera, al lado el geodésico oficial de la cumbre.

Cogemos un pequeño sendero que sale de la pista dirección a la cumbre. Atravesamos zona de brezos y bajo piornal y los senderos se multiplican, pero la dirección es clara. No se pierde de la vista las antenas.

Llegamos al Perdiguera o Marraz, a 1.865 m, un balcón a infinidad de picos conocidos, gran parte de la Cuerda Larga: en dirección Oeste, el Macizo de Peñalara y, al fondo y desde esta perspectiva entre Cuerda larga y Peñalara, La Mujer Muerta; al Sur, el Valle de Miraflores; al Noreste, la cuerda del Mondalindo; y al Este la Sierra de la Cabrera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hacia los Tres Mojones

Después de un rato disfrutando de sus vistas y con fuerzas nuevas, regresamos al sendero principal por el que llegamos en el último tramo. Cogemos a la izquierda dirección Oeste hacia el Cerro de la Genciana. Curiosamente tiene un metro más de altitud que el Perdiguera, pero al no haber nada relevante en este alto, pasa desapercibido y se queda en los cajones cogiendo polvo.

Este es el punto donde comienza el descenso hacia los Tres Mojones, de nuevo un alto sin distinción de ningún tipo. Seguimos el cortafuegos hasta la zona de los Marraces, donde tenemos un cruce de caminos y una cancela a la izquierda. Nosotros iremos a la derecha, de vuelta al Puerto de Canencia, zona espesa de pinares, para dirigirnos al Prado del Toril.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Continuamos por el pinar. Pronto llegamos a la gran pradera del Toril. La dejamos a nuestra izquierda y, al fondo, vemos circular el tentadero. Pasaremos a su lado, rodeándolo por el lateral izquierdo. Caminamos de nuevo entre pinares. El primer cortafuegos que encontramos a nuestra izquierda dirección Noreste es el descenso ideal para llegar a la GR-10.1, que nos pasará por la zona alta de la Chorrera de Mojonavalle.

‘El Hornillo’

Seguiremos en ese camino hasta el Centro de Educación ambiental ‘El Hornillo’. En su exterior dispone de unos comedores techados con sus bancos y mesas en madera. Seguimos por la pista forestal y, en los primeros metros en la orilla izquierda, encontramos unos espectaculares ejemplares de abetos Douglas.

Continuamos entre los altos pinares albar y, cuando falta muy poco para alcanzar el final del recorrido, a nuestra izquierda podemos visitar un pequeño chozo pastoril, bien conservado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Regresamos a la pista y la barrera metálica que impide el paso rodado indica que ya estamos en la zona de la fuente de la Raja. Estupenda ruta en cualquier época del año, incluso en verano porque el grueso del recorrido transcurre entre pinares y por sombrita.

Qué ver en la zona

  • Canencia: pequeño pueblo de gran riqueza arquitectónica, con aire rural y de montaña. No dejar de visitar la parroquia Santa María del Castillo, gótica, de interés nacional; y el Potro de Herrar, reconstruido.
  • Miraflores de la Sierra: tiene varias fuentes y zonas de recreo, como la del Cura o el Humilladero de San Blas. Se puede visitar la plaza del Álamo, la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, el Ayuntamiento y la Casa de la Cultura, así como las calles del casco antiguo.
  • Bustarviejo : la Iglesia de la Purísima Concepción es el edificio más antiguo. El Ayuntamiento es del siglo XVIII y su planta baja fue antiguamente cuadrada, con granero, almacén de vino y sala de escuela. Otros lugares de interés son la Torre de la Mina, el Centro  Cultural o la ermita de Nuestra Señora de la Soledad.

Recomendaciones para la ruta

  • Qué llevar en la mochila: un chubasquero fino, guantes, gorro de lana, un silbato, alguna pieza de fruta o frutos secos, cantimplora con 1 litro de agua, una navaja multiusos y un mini botiquín.
    Si vamos a usar un mapa impreso y la descripción de la ruta, siempre es recomendable una pequeña brújula. Será útil aunque utilicemos también la tecnología de las aplicaciones móviles para guiarnos. Puede ayudar a orientarnos, pues las descripciones dan puntos cardinales y los mapas también los marcan.
  • Material: los bastones, para los descensos y algunos repechos, siempre ayudan a ejercitar los brazos y no cargar todo el peso sobre las piernas. Es recomendable llevar impreso un mapa o el track que se ofrece aquí de la zona, además de la descripción de la ruta. Siempre nos ayudará ante cualquier duda saber los puntos clave por los que pasamos y los que nos quedan.
  • El tiempo: se debe consultar la previsión el día anterior y tener claro qué tiempo nos va a hacer. Estamos en puertos de montaña, así que es mejor evitar sorpresas.
Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Antonio Fernández Cortés (K2)
“Los sueños marcan al alpinista su camino, no los senderos”. Nos vemos en la montaña.
Sin Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: