Más de 100 productos incumplieron la normativa de seguridad en 2014

20150207Alertas

 

  • El gobierno regional alertó sobre 129 productos, la mayoría por riesgo grave, como asfixia o choque eléctrico.
  • El 9,3% de las alertas se refería a juguetes, por detrás de vehículos y accesorios (27,13%) y vestimenta infantil (12,4%).
  • En total, 222.948 unidades se retiraron del mercado, gracias a notificaciones directas de fabricantes, campañas de inspección de las administraciones o denuncias de consumidores.

El año pasado, un total de 129 productos fueron alertados por la Comunidad de Madrid al no cumplir la normativa de seguridad: el 84% debido a riesgos graves, como asfixia o choque eléctrico, y el 10% a riesgos no graves, como calentamiento o lesiones leves. Este año solo un 9,3% de las alertas afectó a juguetes, quedando en cuarto lugar, mientras que el primero lo ocuparon vehículos y accesorios, que supusieron un 27,13% de todos los artículos alertados.

En segundo lugar, se detectó vestimenta infantil en un 12,4% que no cumplía la normativa de seguridad, y en tercero, material eléctrico, con un 9,3%. El resto de productos alertados fueron básicamente bicicletas y accesorios, bricolaje y herramientas, artículos de ocio y deporte y vestimenta de adultos.

La mayoría de los riesgos que se encuentran en juguetes y que motivan su retirada del mercado es asfixia, por atragantamiento al tener piezas pequeñas que se desprenden y el niño puede llevarlas a la boca, o inexactitud en la edad a la que se dirige el juguete. En cuanto a los vehículos, las alertas, que suelen ser notificadas directamente por el fabricante, normalmente se dan por riesgos de accidente o lesiones al fallar algún componente del motor.

La vestimenta infantil, sector donde cada vez se localizan más incumplimientos de la normativa de seguridad, se alerta y se retira del mercado por riesgo de asfixia, pues muchas prendas llevan cordones en lugares prohibidos por la ley, como cuello o capucha, lo que podría ocasionar estrangulamiento en el niño. Y en cuanto al material eléctrico, los motivos de alerta suelen ser descarga, choque eléctrico o incendio por falta de seguridad en los cables.

Más de 200.000 unidades retiradas del mercado
En total, se retiraron del mercado en el año 2014, 222.948 por los servicios de inspección de Consumo del gobierno regional, en colaboración con los ayuntamientos. Dentro de la media nacional, este número supone el 42,12% del total. 197.574 (89%) de estas unidades retiradas, fueron destruidas, y 25.374 (11%) fueron devueltas a origen. Una cuarta parte de estos productos correspondió a juguetes (56.410), el 8,5% a pequeños electrodomésticos (18.893) y el 5% a material eléctrico (11.263).

Los productos que incumplen la normativa de seguridad se detectan de varias maneras: a través de notificaciones directas del fabricante que reconocen un fallo en su producto; por campañas de inspección que lleva a cabo la administración pública mediante la Dirección General de Consumo; o por denuncias directas del consumidor. Existe un sistema de red de alerta sobre productos inseguros o peligrosos que sirve para intercambiar rápidamente información entre las autoridades y para mantener informado al consumidor.

Según los datos oficiales, el 22% de las 608 alertas emitidas en España fueron notificadas por el gobierno regional madrileño, lo que convierte a la Comunidad en la más activa de las regiones españolas. A nivel europeo, es una de las más diligentes en materia de Consumo y más comprometidas con el control de la seguridad de los productos.

Sin Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: