Los 10 falsos mandamientos de belleza

¿Contradicciones en los consejos para piel y pelo?

Ahora, más que nunca, se lleva lo sano. Los productos que salen de la tierra y que nos dan la vitalidad que necesitamos y que, debido al masivo consumo de productos trans, habíamos olvidado. Los periódicos presentan secciones sobre cómo llevar una vida sana, cómo hacer ejercicio y qué es lo más saludable. Los gimnasios están en su mejor momento y la gente busca cuidarse. Sin embargo, a pesar de que día tras día nos llegan consejos sobre cómo manejar nuestra piel o nuestro cabello, no todos son ciertos.

Falsos mandamientos de belleza

Hoy toca desmentir algunos mitos (afortunada o desafortunadamente):

1. El chocolate causa acné.
No está demostrado científicamente que los alimentos estén relacionados con la aparición de grasa en la cara. Sí que es cierto que algunos productos lácteos y sus derivados tienen un contenido hormonal que podría incrementar la aparición de los granos pero solo en aquellas personas que ya tienen una predisposición genética a padecer acné.
2. Aclarar el cabello con agua fría suaviza y abrillanta el pelo.
Tampoco está científicamente demostrado que un pelo con más luz y suavidad sea por aclararlo con agua fría. Lo único seguro con lo que se consiguen estos dos objetivos capilares son los acondicionadores y los champús específicos para mejorar estas cualidades en el pelo. Sin embargo, sí es cierto que el agua fría tiene mayores beneficios para la salud, por ejemplo, ayuda a la circulación.
3. Las rodajas de pepino sobre los ojos ayudan a deshinchar las bolsas.
Hay que tener en cuenta que las bolsas de los ojos pueden ser genéticas o pueden aparecer por la edad, al perder el sostén del tejido graso del párpado. Estas bolsas no suelen desaparecer ni con pepino ni con ningún otro método casero. Sin embargo, las bolsas hinchadas que nos salen en los ojos al despertarnos o como resultado de una noche con pocas horas de sueño, sí podemos eliminarlas aplicando frío en ellas con una cuchara congelada o paños.
4. El pelo crece más rápido con unas puntas sanas y cortadas.
Esto es completamente falso ya el pelo crece desde la raíz. Cortar unas puntas insanas no ayuda a que el pelo crezca más rápido, únicamente se verá más sano y fortalecido. Esto no quiere decir que no se deban cortar regularmente, ya que el pelo con unas puntas saludables tendrá un mejor aspecto y será más fácil de cuidar.

Falsos mandamientos de belleza. Sol

5. El sol cura el acné.
Los rayos del sol tienen propiedades antiinflamatorias. Esto reduce las pápulas y pústulas temporalmente. Es decir, pueden aliviar los efectos del acné pero no lo eliminan completamente. Además, hay que tener cuidado no solo con los rayos UVA y los demás efectos malignos que puede tener el sol; tomar el sol con acné puede, además, provocar la aparición de manchas en las imperfecciones de la cara.
6. Lavar el pelo todos los días lo ensucia más.
Al igual que cada persona tiene un tipo de piel, cada persona tiene un tipo de pelo. Hay gente que no necesita lavarse el pelo todos los días, sin embargo, otras personas tienen mayor tendencia al pelo graso. El cabello debe lavarse cuando esté sucio, sin importar cuánto tiempo haya pasado desde el último lavado. Además, para este último tipo de personas es importante utilizar champú y otros productos adecuados a su condición.
7. Depilarse con cuchilla hace que el pelo crezca más deprisa.
En realidad, al depilarnos no eliminamos el pelo de la raíz, simplemente lo cortamos al nivel de la piel. A simple vista parece que no hay pelo pero no lo hemos eliminado. Por eso, al crecer se nota en seguida. Además, al depilarnos con cuchilla exponemos la parte más gruesa del pelo, lo que ayuda a que parezca que hay más.
8. El champú de caballo ayuda al crecimiento del pelo y lo fortalece.
Para empezar, el champú de caballo no tiene ninguna eficacia si lo usamos los seres humanos, ya que nosotros no somos los destinatarios de este producto y además, podría contener algunos ingredientes químicos o insecticidas con los que mejorar el tratamiento de estos animales. El champú de caballo no ayuda a nuestro cabello a tener mayor fuerza o a evitar la caída. Este champú tiene un compuesto de biotina que interviene en el metabolismo de grasas e hidratos que, en todo caso, podría tener algún efecto en nuestro cabello solamente si se ingiere como vitamina. En ningún caso, en forma de champú.

Falsos mandamientos de belleza. Agua

9. Hay que tomar 8 vasos de agua al día.
Esto es relativamente cierto, sin embargo, claramente matizable. Ocho vasos equivaldrían más o menos a 2 litros de agua, que es lo diariamente recomendado. Y aunque esto es cierto, no todo el mundo es igual, por eso no se puede determinar una medida estándar para todos. Dos litros de agua pueden ser suficientes para algunos organismos, pero es mejor tomar incluso hasta cuatro litros. Además, hay que indicar que no solamente debe beberse agua. Aunque es el líquido más recomendable, zumos sin azúcares, infusiones o frutas pueden ayudar al cuerpo a seguir manteniendo una buena y suficiente hidratación.
10. Cepillarse mucho el pelo provoca una caída más rápida.
El pelo crece en la raíz del cuero cabelludo que tiene al menos medio centímetro de profundidad. Los pelos que se nos caen al cepillarnos con cepillo son pelos que ya estaban sueltos y que se iban a caer tarde o temprano. No ha que evitar cepillarse el pelo por miedo a que se nos caiga, ya que esta no va a ser la causa de tan desafortunado efecto. Cepillarse el pelo puede incluso despertar los folículos del cabello y animarlos a crecer más rápidamente. Sí es verdad que hay que evitar un cepillado excesivo y peinarse el pelo cuando está mojado porque es cuando está más débil.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o retuitearnos.

Sin Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: