Alternativas al sándwich de siempre

Jugosas alternativas al sándwich de toda la vida

Llegan días de sol y lo que apetece es estar en la calle, en los parques o paseando por la ciudad. Preferimos aprovechar el día fuera de casa que dedicar mucho tiempo a cocinar para comer. En esos casos, la opción más recurrente sigue siendo prepararse un sándwich, tanto para comer en casa como para llevar.

En el desayuno, la comida, la merienda o la cena, el sándwich siempre ha sido un alimento de lo más versátil debido a sus múltiples posibilidades de combinación. Su historia se remonta a la segunda mitad del siglo XVIII cuando el IV Conde de Sandwich, gran aficionado a las cartas y a arduas partidas, decidió poner de moda el comer un emparedado de carne para reponer fuerzas.

ElTenedor_mobile_320x53

Desde ese momento sus ingredientes y formatos han ido variando infinitamente, pasando por el famoso sándwich club u otras alternativas más imaginativas e igual de ricas. Estas son las que hoy queremos compartir con vosotros. Su elaboración es muy sencilla y nos ayudará a salir de la rutina de los bocadillos de siempre.

Sándwich chileno de cerdo

El que más se asemeja al creado por este noble inglés siglos atrás es el sándwich chileno de cerdo. Existe una gran variedad de estos emparedados, pero quizás el más famoso de todos ellos sea el que se conoce como ‘lomito‘. Se trata de un sándwich creado en memoria de los ciudadanos alemanes que tuvieron que emigrar al país latinoamericano.

Ingredientes

  • 1 kg de lomo de cerdo
  • Sal
  • Hierbas al gusto (generalmente se usa laurel, orégano, romero o pimienta)
  • Una cebolla cortada en láminas
  • 2 dientes de ajo
  • Mostaza
  • Tomate natural
  • Aguacate
  • Mayonesa

'Lomito' chileno

Preparación

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la carne tiene que cocinarse preferiblemente un día antes de consumirla. Para ello debemos echar en una olla a fuego lento la cebolla, el ajo, un poco de sal, las hierbas al gusto y dorar todo.

Una vez hecho esto, echaremos el lomo de cerdo y lo sellaremos bien por todos los lados. A continuación, lo dejaremos cocer durante una hora y media, para luego reservarlo en la nevera hasta el día siguiente.

Para la salsa, trituraremos el aguacate con una pizca de sal. También podemos echarle un chorrito de zumo de limón o leche para que no se oscurezca demasiado.

Para montar este tipo de sándwich, se emplea un pan diferente al de molde que es muy parecido al pan tipo frica. Se encuentra en cualquier panadería madrileña o incluso podemos hacerlo nosotros mismos.

Normalmente se le suele dar un golpe de calor en una sartén previamente untada con mantequilla. Pero si lo que queremos es servirlo frío tan solo tendremos que cortar la carne en tiras finas y colocarla sobre el pan. Por encima echaremos la salsa de aguacate, el tomate, la mayonesa e incluso kétchup.

Esta es la forma tradicional de montarlo pero podemos variarla en función de nuestros gustos. Por ejemplo podemos añadir más ingredientes, como lechuga, o eliminar aquellos con los que no nos sentimos demasiado cómodos.





Sándwich de peras, queso brie y berros

Si os apetece probar algo diferente al tradicional emparedado, también podéis optar por una versión más imaginativa. Se trata de una alternativa que mezcla sabores tan diferentes entre sí como el dulzor de las peras caramelizadas con el sabor fuerte del queso brie francés, todo ello sobre una cama suave de berros. Es una opción simple, rápida y con un fuerte contraste de texturas y sabores.

Ingredientes

  • 4 rebanadas de pan de molde multicereales
  • 1 pera conferencia
  • Varias láminas de queso brie (cantidad al gusto)
  • 50g de berros
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar blanco
  • Mostaza
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pan especial para sándwich tipo frica

Preparación

Lo primero que debemos hacer es caramelizar la pera. Para ello deberemos cortarla en láminas y echarla en una sartén junto con la mantequilla y el azúcar. La dejaremos a fuego lento durante al menos 4 minutos y reservamos.

Mientras tenemos al fuego la pera, podemos ir preparando el pan, al que echaremos unas gotitas de aceite por un lado de cada rebanada para darle un golpe de calor en una sartén.

Una vez hecho esto, comenzamos a armar nuestro sándwich: primero untamos cada rebanada de pan de molde con mostaza, sobre ella ponemos las láminas de pera carameliza y encima las de queso.

Para coronarlo todo, colocaremos los berros y echaremos unas gotitas de aceite de oliva por encima para que no estén tan secos. ¡Y listo!

 

Como veis la elaboración es muy sencilla y los ingredientes se pueden encontrar en cualquier supermercado de Madrid. Además, es apta incluso para aquellos a los que la cocina no se les da demasiado bien. En definitiva es sin duda una buena manera de romper con la monotonía del sándwich tradicional de jamón y queso.

¡Que disfrutéis de estas recetas!

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.
Sin Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: