Famosos en prisión: de Ortega Cano a la Pantoja

Isabel Pantoja en un montaje con la fachada de la cárcel.

  • La condena de la cantante es de dos años, y no conseguirá ningún permiso para salir hasta mayo.
  • Varias celebridades de todos los ámbitos como banqueros, empresarios o toreros, han tenido problemas con la justicia.

Isabel Pantoja ya es una interna más. La tonadillera ha ingresado en la cárcel de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), donde pasará los dos próximos dos años de su vida o, al menos, hasta que se le conceda el primer permiso ordinario que le permita salir durante algún día, cosa que no sucederá hasta que haya cumplido un cuarto de la condena. Es decir, al menos hasta mayo no volverá a pisar su hogar.

El delito de la cantante es bien sabido: blanqueamiento de capitales. Podrá obtener los primeros permisos para salir el próximo mes de mayo, siempre y cuando el equipo técnico encargado de otorgarle el segundo grado observe una buena conducta en prisión. Podría disfrutar de un total de 36 días de permiso por año, distribuidos en 18 días por semestre, y no más de siete días seguidos. De momento, La cantante tendrá que adaptarse a su nueva vida en el centro penitenciario.

Pero la artista andaluza no es, en absoluto, el primer personaje conocido que pasa por el trance  de cumplir una condena penal, a lo largo de los últimos años. Hay otros que han tenido tropiezos, más o menos graves, con la justicia. Su propia expareja, Julián Muñoz, exalcalde de Marbella, está en prisión con una condena de siete años y medio por prevaricación. Previamente fue enviado a prisión también por diversos delitos de corrupción en el ayuntamiento andaluz, dentro de la operación ‘Malaya’. Fue Isabel Pantoja quien le ayudó a blanquear el dinero sustraído por el entonces primer edil, y por este delito ha terminado también encarcelada.

Otros personajes que terminaron en la cárcel
El banquero
Mario Conde
pasó de ser una figura admirada por su ímpetu empresarial a ser acusado y enviado a prisión, por el llamado ‘caso Banesto’ durante los años noventa. El banco que presidía tuvo que ser intervenido en 1994 por el Gobierno por un déficit de miles de millones y fue posteriormente subastado y adquirido por el Santander. El proceso, que también incluyó a altos cargos, se alargó hasta 2001, cuando se sentenció a Conde a 10 años de cárcel por estafa y apropiación indebida. Cumplió condena en Alcalá Meco como un preso más y posteriormente se dedicó a actividades dispares como tertuliano, escritor e incluso entró en política.

Caso aparte fue Lola Flores. Fue llamada a declarar judicialmente en 1989 por no realizar la declaración de la renta durante cinco años, y se le impuso una multa de 28 millones de pesetas. Alegó que no tenía conocimiento de esta obligación y que no disponía de ese dinero. Es recordada su petición, prácticamente entre lágrimas, para que todos los españoles aportaran una peseta para cubrir su deuda. Se libró de la cárcel porque la condena era solo de siete meses finalmente logró reunir la cuantía de la multa.

Ortega Cano, Farruquito y algunos internacionales
El caso más reciente es el de José Ortega Cano. El extorero se encuentra actualmente en el centro penitenciario de Zuera ( Zaragoza) por un accidente de tráfico ocurrido en 2011, en el que su vehículo chocó frontalmente contra un turismo, con el resultado de otro conductor fallecido y Ortega Cano herido muy grave. En el posterior juicio se declaró probado que el torero iba conduciendo en estado de embriaguez, por lo que se le condenó a dos años y seis meses por homicidio imprudente.

Otro accidente de tráfico fatal fue en el que se vio envuelto Farruquito. El bailaor atropelló en 2003 a un peatón en Sevilla, que murió en el mismo lugar del accidente sin ser auxiliado, puesto que el artista se dio a la fuga. Se daban las circunstancias de exceso de velocidad, y de que Juan Manuel Fernández Montoya, nombre completo de Farruquito, no tenía permiso de conducir ni seguro en el coche. Además, trató de inculpar a su hermano, que era menor, en el accidente, pero finalmente se descubrió que fue Farruquito el responsable de los hechos. Pasó tres años en la cárcel.

José María Ruiz-Mateos pcumplió condena por evasión de divisas, fraude y apropiación indebida a través de su ‘holding’ de empresas, Rumasa. Posteriormente fundó un nuevo grupo empresarial llamado Nueva Rumasa, pero los problemas siguieron persiguiéndole, y actualmente tiene muchas causas abiertas en contra de sus empresas.

Otros famosos han sido juzgados y condenados, aunque por no tener antecedentes no han llegado a pisar la cárcel. Es el caso de la esposa de Jesulín de Ubrique, María José Campanario, y su madre, que en 2012, fueron condenadas por falsificación y estafa a la Seguridad Social ideadas para cobrar una prestación por invalidez. La cantante Ana Torroja también eludió la prisión por delitos fiscales, en la que fue acusada de no pagar la Renta de 2006 y 2007. Negoció con la Fiscalía y abonó las cantidades defraudadas.

Los famosos extranjeros no se quedan atrás en su aventuras entre rejas.  Son variados los motivos que les han llevado a esa situación: las estrellas de Hollywood tienen problemas legales de manera recurrente. Paris Hilton, Lindsay Lohan, Robert Downey, Jr., por sus problemas con las drogas y el alcohol; el actor Hugh Grant, por utilizar la prostitución; el cantante George Michael, por conducta indecente; el boxeador Mike Tyson, por violación; el intérprete Christian Bale, por asalto a su novia estando bebido y drogado; el actor Wesley Snipes, por evasión de impuestos… La lista sería interminable.

Sin Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: