Detenidos tres hombres que vendían ilegalmente un fármaco para abortar

Venta ilegal por internet de medicamentos para abortar

  • La venta era por internet y los medicamentos en realidad estaban indicados para tratar problemas gástricos.

  • El efecto secundario de estos productos puede provocar el aborto.

  • Obligaban a comprar un mínimo de cinco pastillas a un precio muy superior de su venta legal.

  • Entre los arrestados, uno de ellos en Madrid, se encuentra un empleado de farmacia de Torrelavega.

Tres personas han sido detenidas en Madrid, Bilbao y Torrelavega por vender ilegalmente medicamentos para interrumpir el embarazo. Los productos, que se ofrecían en páginas de compra venta ‘online’, están indicados en realidad para tratar úlceras gástricas y duodenales y pueden provocar como efecto secundario el aborto.

Las pastillas las adquiría uno de los miembros de la banda, que trabajaba como empleado de una farmacia. El cabecilla se encargaba de atender telefónicamente y por ‘WhatsApp’ las consultas sobre la medicación e informaba sobre su posología.

Un centenar de personas compró el fármaco

Más de 100 personas repartidas por toda España adquirieron este fármaco. En muchos casos tuvieron que ser asistidas posteriormente en un centro hospitalario por los efectos de su consumo.

La Policía Nacional inició la investigación en octubre pasado. Buscaban a un hombre que había vendido un medicamento, sin receta y a través de internet, a una joven. Tras consumirlo padeció diversos efectos secundarios por los que tuvo que ser asistida clínicamente. Había pagado por el producto 130 euros.

Después de las primeras pesquisas, los agentes identificaron a las personas que estaban detrás del negocio ilegal. Además averiguaron que cada pastilla era vendida por un coste muy superior al de su comercialización legal. Y que los detenidos obligaban a comprar cinco para que se obtuvieran los resultados buscados.

Las detenciones se produjeron en Madrid, Bilbao y Torrelavega y una de las personas fue sorprendida in fraganti. Se encontraba en Madrid e iba a entregar varios paquetes para su envío a diferentes puntos de España. La segunda fue arrestada en Torrelavega, donde trabajaba en una farmacia. Y el vendedor y principal responsable residía en Bilbao, desde donde atendía el teléfono.

Hasta 700€ de beneficio por cada caja de pastillas

Tras las detenciones se intervinieron en los domicilios de los implicados 170 pastillas en sus embalajes originales. También se localizaron teléfonos móviles, un ordenador y documentación sobre envíos y recepción de diversas empresas de paquetería.

Cada caja de 40 pastillas tiene un coste en las farmacias de 10,40 €. Los detenidos las vendían por un precio de entre 15 y 20 € cada comprimido. Al ser el pedido mínimo cinco pastillas, obtenían unas ganancias en torno a los 700 € por caja.

 

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o retuitearnos.

Sin Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: