Ruta al cerro Matabueyes y a la Cruz de la Gallega

Montes de Valsaín, un recorrido con muchos sitios de los que disfrutar

Montes de Valsaín

En el término municipal del Real Sitio de San Ildefonso, desde la población de Valsaín, ascenderemos al Cerro de Matabueyes, un espectacular mirador de la sierra. Caminaremos por anchas pistas entre robles, con un punto común de ascenso y descenso al cerro, el collado de Cruz de la Gallega., Además, visitaremos las posiciones por encima de Navalrincón, con bastantes restos de la GCE.

En nuestra ruta tendremos ocasión de recorrer también la zona de pinares entre el Peñón de las Palomas y el Alto de la Fuente de los Pájaros. Al llegar a la zona de los Aleonardos, descenderemos hasta el área recreativa de los Asientos. Desde allí, a orillas del río Eresma, regresaremos a Valsaín.

Valsaín

Cómo llegar a Valsaín:

  • En coche (1:10 minutos desde Madrid):  A-6 hasta salida 39, a continuación M-601 dirección a Navacerrada. Continuaremos hasta el Puerto de Navacerrada, y después por la CL-601 que nos llevará hasta la Pradera de Navalhorno. A la izquierda vemos carteles indicativos para Valsaín. Por la calle principal llegamos a la plaza de toros.
  • En autobús: Desde Madrid con la Sepulvedana – intercambiador de Moncloa ( Tel: 915 304 800).

El recorrido se puede encontrar pinchando aquí.

Ficha Técnica

  • Tipo de recorrido: Circular
  • Dificultad: Fácil
  • Desnv.acumulado: + 450 m
  • Longitud ida/vuelta: 13 km
  • Tiempo: de 4 a 5 h
  • Material: Senderismo
  • Época: primavera, verano, otoño.

Track de la ruta. Si dispones de alguna aplicación para visualizar archivos gpx, puedes descargarte la ruta pinchando aquí.

Recorrido hasta el Cerro Matabueyes

Saldremos de Valsaín, por la calle del palacio a la altura de la plaza de toros, dejando a nuestra izquierda el ruinoso antiguo palacio. Cogeremos la calle Cruz de la Gallega dirección Oeste, que entre un espeso robledal nos dejará en el Alto de la Cruz de la Gallega.

Una vez en la Cruz de la Gallega, vemos a nuestra derecha un muro protegiendo la zona de las Chozuelas. Si nos dirigimos a él, observamos una cancela y un paso lateral en forma de L para peatones. Accedemos a la zona de fincas, donde a nuestra izquierda tenemos ganado en amplios corrales, caballos primero y vacas después. Seguimos por la ancha pista de tierra y sin dejarla nos subirá a la cumbre del Cerro de Matabueyes, con 1.483 m de altitud.

Se trata de una pequeña atalaya pero, a pesar de ello, es uno de los mejores miradores de la Sierra de Guadarrama. Vemos al Norte las llanuras segovianas. Seguimos girando en el sentido de las agujas del reloj y encontramos los Montes Carpetanos, desde Peña Cabra hasta el Puerto los Neveros. A continuación, todo el macizo de Peñalara y Peña Citores, y al fondo la Bola del Mundo, Siete Picos, Montón de Trigo, la Pinareja y Peña del Oso. Apreciamos completa la Sierra del Quintanar, finalizando en el Oeste con la Sierra de Ojos Albos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Restos de la Guerra Civil

De nuevo, volvemos por la misma pista hasta llegar a la Cruz de la Gallega. Aquí tenemos un cruce de caminos, donde cogemos la pista de la Fuente de la Reina totalmente dirección Sur. A los pocos metros podemos adentrarnos por unos entrantes en las vallas para visitar los restos de la Guerra Civil española en las posiciones de la Cruz de la Gallega, que estuvo ocupada por el bando nacional.

No necesitamos más que adentrarnos unos 150 m para poder encontrar puestos de tiradores y de ametralladoras, fortines y búnker refugios. Destaca sobre todo el marcado como fortín 1, en cuya entrada por la puerta oeste, vemos un escudo tallado sobre la pared con el yugo y las flechas de la Falange.

Después de culturizarnos un poco, volvemos a la pista de asfalto. Esta zona, aunque se encuentra en un área protegida con vallas, tiene un paso habilitado para peatones (donde os marcamos ‘paso 1’), Usadlo y no intentéis saltar las vallas.

Los Aleonardos

La pista nos llevará hasta el cruce de los Aleonardos donde se unen pistas y caminos. Nosotros nos salimos de las anchas pistas, para ir por un pequeño sendero dirección Este. Nos llevará por el margen derecho del arroyo de los Acebos, sin verlo, hasta que llegamos al arroyo del Meadero. Lo cruzamos y cogemos una pequeña puerta habilitada, que nos une al de los Acebos. Seguimos por la pista hasta el área recreativa de Los Asientos, en la orilla contraria del río.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seguimos el camino de las pesquerías reales dirección Norte, hasta el puente de los Canales, magníficamente rehabilitado. En la parte alta tenemos acceso peatonal al remanso de agua que tenemos después del puente, pero también es posible acceder por la parte alta donde arranca el canal, con acceso en L por el muro. Ambos sitios nos sitúan en la margen izquierda del Eresma.

Continuamos por la orilla del río, hasta que en un momento dado decidimos vadearlo y situarnos en la orilla derecha. También es posible seguir un poco más por ese margen y cruzarlo por un puente de madera hasta, al fondo, alcanzar una escalera metálica a la altura del puente de Valsaín. La cruzaremos y estaremos de nuevo entrando en la población por la calle principal que nos llevará a la plaza de toros, de donde partimos.

Qué ver cerca de Valsaín:

  • Real Sitio de La Granja de San Ildefonso (a 1,5 km): lo más característico es el increíble Palacio de la Granja, construido en el siglo XVIII por Luis V, después de que se quemase el antiguo Palacio de Valsaín en el siglo XVII. Está abierto de martes a domingo, y se puede visitar por un precio de 9 €.
  • CENEAM – Centro Nacional de Educación Ambiental (a 7,5 km): es un centro digno de visitar, donde podemos ver una exposición de los diferentes recursos con los que se cuenta para cuidar el medio ambiente del Parque Nacional Sierra de Guadarrama y los Montes de Valsaín.

Recomendaciones para la ruta

 

Ruta por senderos, apto para casi todos los públicos:

  • Qué llevar en la mochila: un chubasquero fino, guantes, gorro de lana, un silbato, alguna pieza de fruta o frutos secos, cantimplora con 1 litro de agua, una navaja multiusos y un mini botiquín.
    Si vamos a usar un mapa impreso y la descripción de la ruta, siempre es recomendable una pequeña brújula. Será útil aunque utilicemos también la tecnología de las aplicaciones móviles para guiarnos. Puede ayudar a orientarnos, pues las descripciones dan puntos cardinales y los mapas también los marcan.
  • Material: los bastones, para los descensos y algunos repechos, siempre ayudan a ejercitar los brazos y no cargar todo el peso sobre las piernas. Es recomendable llevar impreso un mapa o el track que se ofrece aquí de la zona, además de la descripción de la ruta. Siempre nos ayudará ante cualquier duda saber los puntos clave por los que pasamos y los que nos quedan.
  • El tiempo: se debe consultar la previsión el día anterior y tener claro qué tiempo nos va a hacer. Estamos en puertos de montaña, así que es mejor evitar sorpresas.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



Antonio Fernández Cortés (K2)
“Los sueños marcan al alpinista su camino, no los senderos”. Nos vemos en la montaña.
Sin Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: