Calle Carretas

La calle Carretas será peatonal

Además, la calle Atocha ampliará sus aceras y calzadas para mejorar la movilidad

Las calles de Atocha y Carretas constituyen dos de las principales vías que desembocan en el centro de la ciudad y por ellas circulan decenas de personas diariamente. Razones como esta hacían necesario un plan de remodelación que facilitará la movilidad entre peatones, así como la circulación de vehículos. Las obras comenzarán en otoño de este año y durarán 18 meses.

La modificación más importante se producirá en la calle Carretas, que pasará a ser peatonal entre la Puerta del Sol y la Plaza de Jacinto Benavente. De esta forma incrementará su funcionalidad actual como continuidad comercial del eje Fuencarral-Montera.

La calle de Atocha verá ampliadas sus aceras y calzadas para mejorar la movilidad

La calle de Atocha verá ampliadas sus aceras y calzadas para mejorar la movilidad.

También se mejora la calidad de sus pavimentos y se aumenta el arbolado. Se eliminará la rampa de entrada al aparcamiento de Jacinto Benavente, para ganar una zona estancial ajardinada y arbolada, con bancos como remate de la calle. Como es habitual en las vías peatonales, se mantendrá el acceso a residentes y garajes.

Por otra parte, el aparcamiento de BiciMad tendrá un nuevo emplazamiento, acercándose así a la Puerta del Sol.

Más espacio para peatones y conductores

Las obras de Atocha abarcarán desde la glorieta del Emperador Carlos V hasta la Plaza de Antón Martín.  Se ensancharán las aceras, con el fin de recuperar espacio para el peatón – como ya se hizo en algunas vías de Malasaña -, especialmente en los tramos más próximos a la glorieta de Carlos V.

Además se introducirán nuevos pasos de peatones y se aumentará la superficie de los ya existentes. Recientemente se ha reformado también parte del túnel de la glorieta del emperador Carlos V.

En los últimos años, barrios aledaños como el de Embajadores o el de las Letras han sufrido distintas remodelaciones. Se trata ahora de recuperar su ‘columna vertebral’, la calle Atocha, potenciando su carácter de puerta de entrada al casco histórico y su papel como eje de conexión entre dos piezas clave de la ciudad como son el Prado y la Plaza Mayor.

Mejoras medioambientales

Estas modificaciones en el centro de la ciudad van encaminadas al fomento del transporte público y la bicicleta. Así, se incorporará un carril bus en sentido de subida de la calle Atocha, al cual se suma el carril bici en las cuatro primeras manzanas.

En sentido bajada, uno de los carriles será un ciclo-carril, con la limitación correspondiente de 30 km/hora. Además, se suman aparcamientos de bicicletas en los lugares más demandados por los usuarios.

Finalmente se renovará el alumbrado público, mediante la utilización de lámparas LED, y se instalarán nuevas especies vegetales a lo largo de diferentes vías con bancos y fuentes para beber. Todo ello con la finalidad de mejorar la calidad ambiental y paisajística de la calle y cumplir las directrices del Plan de Calidad del Aire.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.



1comentarios
  • Pedro Rivera Jaro
    Publicado a las 13:17h, 06 octubre Responder

    Esta señora no esta bien de la cabeza. Se quiere cargar toda la actividad comercial del corazón de Madrid. Hasta cuando aguantaremos los delirios de esta señora los sufridos habitantes de Madrid?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: