El Bosque Encantado, esculturas vivientes en la vegetación

Único parque temático de arte topiario en Europa, en San Martín de Valdeiglesias

Único en España y en Europa, el Bosque Encantado es un original y llamativo parque botánico, cuya esencia son las esculturas vegetales: 320 en un espacio de más de 31.000 metros cuadrados. Es un auténtico ‘museo al aire libre’, como lo define su creador, Juan Antonio Pizarraya.

Impresionantes dragones, dinosaurios y personajes de todo tipo, esculpidos en arbustos, dejan con la boca abierta a los visitantes, a lo largo de las más de dos horas de recorrido que ofrece el parque. Organizadas por temáticas, las esculturas van asomando a cada paso para sorprender a los visitantes.

Encontraremos la ruta de los cactus, la de las aves, la de la jungla, la de la Prehistoria – con sus dinosaurios-, la del arte -con un impresionante pianista-, la de los inventos… Pero sin duda, la más demandada es la de los cuentos, donde los niños encuentran personajes como Blancanieves o Caperucita.

El Bosque Encantado. Elefante

El Bosque Encantado. Elefante


Alojamiento y senda nocturna

También hay cascadas, laberintos, miradores y muchos otros rincones que descubrir, como una montaña con 110 bonsáis, alguno de ellos centenario. “Pero el buque insignia del parque”, explica el empresario Juan Antonio, “es el dragón”. De impresionante estatura, “mide más de cuatro metros en una planta que no pasa normalmente de tres metros y medio”.

Las esculturas suelen realizarse utilizando un arbusto concreto, el ligustrum. Su peculiaridad es que crece rápidamente. Otras son de boj, más lento en su desarrollo. Bajo la vegetación hay una estructura de metal que sirve de soporte y, sobre ella, va el arbusto moldeado por los artistas.

Para mantener las esculturas bien cuidadas, los jardineros deben ir podando las plantas: “en octubre dejan de crecer, pero en abril vuelven de nuevo. Hay que estar recortando a diario”, cuenta Pizarraya.

GIF entradas MOBILE 300x50

Todos los años se intenta renovar algo del parque, aunque lo principal sigue siendo lo mismo: “cada escultura tiene muchísimo trabajo”, cuenta el dueño, “pero sí, intentamos incorporar talleres, exhibiciones de cetrería y cosas del estilo”.

Una reciente novedad es un paquete que incluye alojamiento en unos apartamentos a la orilla del Pantano de San Juan. También ofrece una senda nocturna a través del parque con linternas de colores, además de un taller de naturaleza para los niños. “Es muy bonito, merece realmente la pena”.

Bosque Encantado. Senda nocturna

Bosque Encantado. Senda nocturna





Su inspiración, ‘Eduardo Manostijeras’

El diseñador y empresario se inspiró en la película ‘Eduardo Manostijeras’ para lanzarse a la aventura de crear el Bosque Encantado. Y de eso no hay duda: todo el paseo recuerda a las manos tijeras de Johnny Deep, que esculpía sin cesar figuras en la vegetación.

“Yo hacía este tipo de esculturas vegetales en mi jardín hasta que llegó un momento en que ya no cabían más”, relata. Continúa contando que “un día vi la película y me dio la idea de crear un parque temático centrado en esas figuras”.

El Bosque Encantado. Delfines

El Bosque Encantado. Delfines

Encontró un lugar ideal, una gran finca a 75 km de Madrid, en San Martín de Valdeiglesias, “con arroyos, cascadas y un entorno maravilloso”. Juan Antonio confiesa que “lo hipotequé todo, vendí una casita que tenía en la playa, un coche estupendo y la casa de Madrid. Decidí lanzarme a este proyecto, costoso, trabajoso, pero muy bonito“.

Se reconoce una persona con ganas de hacer cosas distintas siempre: “he cambiado mucho de actividad a lo largo de mi vida, pero lo que más me gusta es diseñar cosas propias”.

El Bosque Encantado vio la luz en julio de 2011

Y así fue cómo contactó con artistas europeos, que le ayudaron en la aventura: “soy un aficionado a su lado; ellos son auténticos artistas del arte topiario de Europa. Trabajan realizando este tipo de esculturas para hoteles, para casas de millonarios, etc”.

En julio de 2011, Juan Antonio vio por fin su sueño hecho realidad y desde que abrió el parque no han dejado de crecer las visitas: “Hay momentos, como en Semana Santa, que deberíamos limitar la entrada, porque se llena muchísimo, pero por lo general acogemos a unas 600 personas al día”.

El Bosque Encantado. Músicos

El Bosque Encantado. Músicos

Reconoce que en invierno baja un poco la afluencia, pero constata con orgullo que cada año son más los que visitan el parque: “El boca a boca hace mucho. No tengo apoyo de ninguna empresa porque hay mucho trabajo detrás, es muy artesanal y hay que poner mucho amor”. Explica que “me pasé tres años levantándome a las 7 y acostándome más tarde de las 12 cada día para organizar todo lo del parque”.

Como resultado, ha dado vida a este lugar donde se mezcla la fantasía con la naturaleza y que no tiene comparación con ningún otro parque. “Solamente existe este tipo de espacio con esculturas vegetales en lugares como Canadá (Toronto), Japón y Brasil“, habla con orgullo el dueño del único parque arte topiario en Europa.

El visitante puede encontrar toda la información sobre horarios y precios en la página web: www.bosqueencantado.net.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook o retuitearnos.

 

Sin Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: