5 recetas que les encanta a los extranjeros

5 recetas que les encanta a los extranjeros

Mundialmente, es conocida la dieta mediterránea como una de las mejores habidas y por haber. Aunque son varios los países que se engloban en dicha vertiente, España siempre ha sido uno de los más conocidos y envidiados, a nivel gastronómico, por la calidad y pluralidad de sus platos. Cuando se acercan las vacaciones, uno de los pecados que más nos permitimos satisfacer es el de la gula. Visitar otro país nos invita a conocerlo desde perspectivas muy profundas que nos enseñen, de verdad, la realidad de lo que se puede vivir en él. La pasión culinaria, sin duda alguna, es una de las mejores formas de descubrir todo lo que, la cultura en cuestión, tiene que ofrecernos y mostrarnos.

Cada año millones de personas venidas de aquí y de allá recaen en nuestro país. No es casualidad que este año se pronostiquen cifras de récord, con casi 80 millones de turistas al finalizar 2017. Todos ellos, aguardan con impaciencia disfrutar de la vida y la cultura mediterránea y hacerlo, como no, comiendo todo lo que en su país van a echar de menos. Y es que, muchos extranjeros desearían que algunas de nuestras delicadeces más populares formaran parte de sus cocinas. En España disfrutamos de una de las joyas para el hombre más bien cuidadas: la alimentación; y de productos frescos y de primera calidad que, por obvias razones de peso, nos han situado en ese meritorio puesto como referente gastronómico.

A continuación, os presentamos las cinco recetas más reconocidas de nuestro país que tanto envidian los turistas de nuestra cocina y que hacen de nuestra gastronomía una de las más variadas, a la par que saludables, del mundo.

1. Paella – Uno de los platos más famosos y símbolo de España entre los recuerdos que exportan los visitantes de nuestro país. Aunque existen tantas paellas como cocineros y los turistas se satisfacen con probar una, la paella sigue siendo el plato estrella que jamás debe faltar en la carta de ningún restaurante.
2. Tapas – Patatas bravas, un clásico; croquetas, de variedades infinitas; chipirones, deliciosos bocaditos; calamares, doradas y redondeadas joyas, como pulseras para hombre; huevos con chorizo, un pecado permitido; ensaladilla rusa, pulpo a la gallega… Sinceramente, no hace falta seguir y es comprensible la envidia sana que puedan tenernos por esto. Es tanta la variedad y la riqueza del tapeo en nuestras fronteras, que no pasa desapercibido para el extranjero querer imitar una de las bases mejor asentadas de nuestro país cuando lo visitan.
3. Tortilla de patatas – El plato por excelencia de las madres de España. “Ninguna como la de mi madre”, cuando salimos y catamos pinchos de tortilla fuera de casa. Para los turistas nada como una buena porción de un sencillo alimento, que sabe tan rico y produce esa sensación de exquisitez inigualable. La modernidad culinaria, además, la ha llevado a formas y preparaciones inimaginables.
4. Jamón – Todos conocemos las maravillas de este distinguido embutido. Los turistas no son menos y lo sitúan entre los favoritos de su lista. Eso sí, como su paladar no está tan habituado a saborearlo, les da igual si es de bellota o de cebo, lo importante es que sea jamón y esté rico.
5. Sangría – Terminamos el recetario que todo extranjero querría disfrutar en su propio lugar de origen, con una bebida. La sangría es, por excelencia, el brebaje típico español, más ahora cuando el calor hace acto de presencia. Nuestro país es tierra vinícola y, como estandarte a nivel mundial del buen vino, hay que saber aprovecharlo, tanto solo, para captar todos sus buenos años en reserva, como fresco y acompañado por la fruta que culminan en esta delicatesen para el paladar.

Sin Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: